Los republicanos se están quedando sin problemas falsos para criticar al presidente Biden. Se ha vuelto increíblemente popular y ya ha logrado aprobar un proyecto de ley de ayuda de 1,9 billones de dólares que mejorará materialmente las vidas de la mayoría de los estadounidenses.

Los conservadores han estado criticando el tema de la inmigración, pero después de cuatro años de la increíble crueldad fronteriza de Trump, no les queda ni una pizca de credibilidad. Quizás es por eso que ahora están probando la línea de ataque de que Biden de alguna manera está demasiado preparado para su trabajo.

Ayer Biden celebró su primera conferencia de prensa oficial como presidente, frustrando la  teoría de la conspiración de Fox News de que de alguna manera es incapaz de sostener una, e inmediatamente los republicanos lo atacaron de la manera habitual de mala fe.

Ari Fleischer, un exsecretario de prensa de la Casa Blanca para el presidente George W. Bush, se apresuró a atacar al presidente en funciones porque aparentemente servir bajo el mando del hombre que inició la desastrosa guerra de Irak no ha hecho nada para frenar su ego turgente.

Fleischer criticó a Biden por “hojear un documento mecanografiado de varias páginas”, como si un presidente consultando notas en lugar de simplemente inventar cosas en el lugar, como Trump, fuera de alguna manera inaceptable. Fleischer afirmó que nunca había visto a un presidente llevar un documento de este tipo a una conferencia de prensa, una declaración que es más una acusación contra los ex presidentes que con respecto a Biden.

¿Es realmente tan débil que necesita una guía de estudio?” preguntó Fleischer, mostrando un error tipográfico acorde con la percepción pública del intelecto de su antiguo jefe. (La palabra “débil” y “semana” se escriben muy parecido en inglés y este tipejo quiso usar la primera, pero escribió la segunda).

La idea de que venir preparado a una conferencia de prensa es de alguna manera débil es una muestra perfecta del tipo de espíritu a favor de la ignorancia que ahora anima a todo el Partido Republicano.

Celebran la estupidez, celebran el no saber y, por supuesto, ven la preparación como una debilidad. Si esto es lo mejor que pueden reunir, Biden seguirá hasta la reelección.

Ari Fleischer: ¿Me estás tomando el pelo? Biden está hojeando un documento mecanografiado de varias páginas, que apuesto a que son preguntas y respuestas. Nunca he visto a un POTUS traer uno de esos a una conferencia de prensa. ¿Es realmente tan débil (tan semana) que necesita una guía de estudio?

.

.

Las respuestas a Fleischer, un hombre que es ampliamente vilipendiado en las redes sociales no solo por su papel en apuntalar al régimen de Bush sino también por su posterior comportamiento sin complejos, fueron predeciblemente brutales.

Light House: ¿Me estás tomando el pelo?

.

.

Marianne Williamson: Esto viniendo de alguien que comete un error al escribir “débil”.

.

.

shauna: Qué risa, Kayleigh literalmente aparecía en las conferencias de prensa con una carpeta con pestañas gigantes para poder voltear directamente a la mentira autorizada.

.

.

jen psaki’s head tilt before the kill 😎🍦💛🐝: Solo los republicanos raros piensan que estar preparados es un signo de debilidad, y que estar parado ahí arriba, mintiendo y haciendo bromas y sin saber de qué estás hablando es un signo de fortaleza.

.

.