Según una transcripción que se filtró acerca del próximo libro del ex Asesor de Seguridad Nacional John Bolton, el presidente Trump le dijo que se retendrían $ 391 millones en ayuda militar a Ucrania hasta que el aliado de Europa del Este acordase explícitamente abrir investigaciones dañinas sobre los demócratas, en particular sobre el ex vicepresidente Joe Biden.

La estruendosa noticia refuta las afirmaciones de que la ayuda fue congelada por razones legítimas y confirma que Trump abusó de los poderes de la Oficina Oval para apoyar sus propias posibilidades en la reelección.

Lo que ya era un fuerte argumento para la destitución ahora se ha convertido en un acorazado. Si los republicanos eligen ignorar el reclamo de Bolton y votar para absolver al presidente, estarán señalando sin lugar a dudas que su partido es más importante para ellos que su país.

Quizás por esa causa, recientemente, Trump disparó un hilo desquiciado de tweets alegando que nunca dijo lo que afirma Bolton y que su ex asesor solo está mintiendo para vender libros. Fue una diatriba poco convincente y su sugerencia de que la transcripción de su llamada al presidente ucraniano lo exonera es evidentemente falsa, ya que muestra que pidió el “favor” de investigar a Biden.

De hecho, la transcripción se lee más como algo salido de un jefe de la mafia de una películamediocre de Hollywood, que del ostensible líder del mundo libre.

Donald J. Trump: “NUNCA le dije a John Bolton que la ayuda a Ucrania estaba vinculada a las investigaciones sobre los demócratas, incluidos los Bidens. De hecho, nunca se quejó de esto en el momento de la terminación de su servicio público. Si John Bolton dijo esto, es solo para vender un libro. Dicho esto, las … “
.


.

Donald J. Trump: “… las transcripciones de mis llamadas con el presidente Zelensky son todas las pruebas que se necesitan, además del hecho de que el presidente Zelensky y el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania dijeron que no hubo presión ni problemas. Además, yo me reuní con el presidente Zelensky en las Naciones Unidas … “
.


.

Donald J. Trump: “… (los demócratas dijeron que nunca me reuní) y liberé la ayuda militar a Ucrania sin ninguna condición o investigación, y mucho antes de lo previsto. También permití que Ucrania comprara misiles antitanque Javelin. Mi administración ha hecho mucho más que la Administración anterior “.
.


.

Ayer, Trump duplicó su reclamo durante una conferencia de prensa con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu (foto de portada). Se le preguntó a Trump sobre el manuscrito de Bolton y si cree que el ex Asesor de Seguridad Nacional se verá obligado a testificar en el juicio político. El presidente respondió que no había leído el manuscrito de Bolton, pero negó su validez.

Nunca se le dijo nada a John Bolton“, dijo Trump, una afirmación completamente absurda. La idea de que al Asesor de Seguridad Nacional, una de las voces de política exterior más importantes de cualquier administración, no se le diría sobre la decisión de congelar tanta ayuda militar a un aliado en conflicto, no tiene sentido, incluso para los estándares de Trump. Como siempre, la presunción más segura aquí es que Trump está mintiendo.

Se debe llamar a Bolton a que testifique para que los senadores republicanos que planean votar en contra de la destitución se vean obligados a confrontar directamente sus acusaciones. Si se le permite a Trump esquivar las consecuencias de pervertir a la Casa Blanca para obtener un beneficio personal directo, nuestra democracia nunca se recuperará. Las apuestas no podrían ser más altas.

Josh Marshall: “Trump: “Nunca se le dijo nada a John Bolton” jajaja
.


.