Si bien los últimos días de la era Trump se han caracterizado en gran medida por sus peligrosas mentiras sobre el fraude electoral masivo y su negativa a ceder ante el presidente electo Joe Biden, no han estado exentos de cierta ligereza y hasta comicidad, en algunos casos.

Disperso a lo largo de sus chillones tweets sobre una “elección amañada” hay un claro vistazo a su ego destrozado. Cada vez que retuitea la afirmación falsa y sin fuentes de algún jefe del movimiento MAGA sobre las elecciones, lo que realmente está tratando de hacer es calmar su orgullo herido. Después de cuatro años de su reinado cruel y desastroso, todos podemos ser perdonados por disfrutar un poco de su angustia emocional.

Ayer, Trump volvió a intentar sentirse mejor actuando “presidencial“. La administración organizó una videoconferencia en la Sala Diplomática de la Casa Blanca para que Trump pudiera conversar con hombres y mujeres estadounidenses como parte de un truco de relaciones públicas de Acción de Gracias. El evento se descarriló poco después de que él terminara de hablar con miembros del ejército cuando decidió criticar a los periodistas.

No me hables de esa manera. Eres un peso ligero”, le dijo Trump a un periodista después de que sus mentiras electorales fueran rechazadas. “No me hables así, no hables, soy el presidente de los Estados Unidos. ¡Nunca hables con el presidente de esa manera! ” añadió, sonando muy parecido a un hombre profundamente inseguro con el hecho de que pronto dejará de ser POTUS.

The Hill: JUST IN: El presidente Trump le responde bruscamente al reportero que objeta las afirmaciones falsas del presidente sobre las elecciones: “Eres un peso ligero. No me hables de esa manera. Soy el presidente de los Estados Unidos. Nunca hables al presidente de esa manera “.

.

.

Desafortunadamente para Trump, su estallido indigno ni siquiera fue la parte más vergonzosa del evento. Las fotografías de la sala llegaron a Internet y, por alguna razón, el presidente estaba sentado detrás de un escritorio cómicamente pequeño. El mobiliario de tamaño infantil estaba muy lejos del Esctitorio “Resolute” que se encuentra en la Oficina Oval y, en última instancia, se adaptaba mejor a la personalidad de un presidente que ha actuado como un hijo varón mimado desde el primer día.

Por supuesto, hay una deliciosa ironía en ver al hombre que pasó gran parte de su vida construyendo enormes rascacielos para ponerles su nombre en una fea impresión dorada, ahora sentado detrás de un escritorio diminuto en forma de caricatura. Los usuarios de Twitter desataron una brutal ola de burlas en respuesta.

Richard Marx: Solo quiero dar un saludo adicional de Acción de Gracias a la persona dele quipo de Trump que salió a mirar ese escritorio antes de la conferencia de prensa de hoy y dijo: “Sí, se ve bien. Tráelo.” #héroe

.

.

Mike Denison: Todos los días, alguien en su administración que en realidad es la resistencia cambia su escritorio por uno un poco más pequeño.

.

.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Se avecinan tiempos difíciles, donde es prioridad mantenerse informados. Mientras otras publicaciones han comenzado a cobrar o piden donaciones, nosotros lo único que humildemente te pedimos es que vayas a nuestra página de Facebook y nos regales un LIKE. Muy agradecidos de que nos puedas apoyar en eso. Gracias. CLICK AQUÍ

.