Los noticieros están abarrotados, los periódicos igual. Todos con las mismas noticias acerca de la pandemia que está afectando a la casi totalidad de la humanidad, de la cual ya se ha dicho mucho, quizás demasiado. Y es difícil determinar lo que es real de lo que no es más que manipulación de la información o el buen deseo de alguien bien intencionado, pero sin los conocimientos suficientes. Nuestro Equipo se dedicó a investigar a fondo para poder aportarte esta breve, pero importante compilación de lo que es verdaderamente vital en estos momentos.

PRIMERO: aunque el Coronavirus es conocido desde hace muchos años, la forma actual en la que se manifiesta es totalmente nueva, así que ni los mejores científicos del mundo tienen todas las respuestas. Por tanto, confía en tu SENTIDO COMÚN  y cree sólo aquellas cosas que vengan de fuentes muy confiables y que te hagan sentido, que puedas entender perfectamente el RAZONAMIENTO y la LÓGICA  de lo que se está afirmando o negando.

SEGUNDO: se están probando varias vacunas, pero ninguna de ellas estará lista a tiempo, al menos no lista para su aplicación masiva para los próximos meses. Será excelente el día que se tenga, en 12, en 8 o en 4 meses, pero no es algo en qué enfocarse ahora.

TERCERO: es importante seguir las recomendaciones que ya de hecho conoces de lavarse las manos lo más frecuente que se pueda, usar guantes y mascarillas protectoras si te es posible, tratar de no tocar la cara con las manos y muchas otras que te han repetido hasta el cansancio en la tele. Por cierto, respecto a esa última, los sudcoreanos le insistieron mucho a su gente en algo que hace total lógica: cuando estés fuera de casa, tratar de tocar las cosas con la MANO NO DOMINANTE, o sea, si eres derecho, pues con la zurda y viceversa. La razón es porque es mucho menos probable que toques tus ojos, tu boca o tu nariz con esa mano, que con la que habitualmente lo haces.

CUARTO: lo único efectivo que se ha probado sirve 100% hasta el momento es el AISLAMIENTO FÍSICO, o sea no entrar en contacto con otras personas enfermas, portadoras o potencialmente portadoras. Mientras menos contacto social tengas menos probabilidades de exposición al virus. Hay que ser extremadamente disciplinado con las medidas adoptadas en cada país. Respecto a este punto y respecto a todo. En situaciones así, la DISCIPLINA social es de gran ayuda.

QUINTO: hasta el momento no existe ninguna medicina que se haya probado y demostrado que sea totalmente EFECTIVA en el tratamiento del virus. Todo está en fase de prueba. Nada es definitivo, aunque todos deseamos que pronto sea posible. Nadie tiene la solución “milagrosa“. El “bicarbonato con limón” puede ayudar a ciertas personas, tomar mucho limón y consumir suficiente Vitamina C, y otros remedios caseros pueden ayudar en cierto sentido (al menos no hacen daño si no te excedes), pero no son la cura. Rezar, si tienes ese hábito, puede ayudar a mantenerte tranquilo y enfocado, pero ni es la cura, ni es un sustituto a la necesaria visita al médico o al centro de pruebas si te sientes mal.

SEXTO: te habrán llegado decenas de videos o memes, recomendando muchas cosas. Nuestro equipo encontró sólo 3 que tienen mucha, mucha lógica:

  1. Un epidemiólogo argentino de mucha experiencia, recomienda que debido a que el virus “desaparece“, se “elimina” o “disminuye sustancialmente sus efectos” (pues nadie lo sabe con toda certeza) a altas temperaturas, pues todas las personas deberíamos hacer INHALACIONES: o sea, cubrir la cabeza con una toalla o paño e inhalar el vapor de agua a la mayor temperatura que podamos resistir sin quemarnos, eso es excelente para desinflamar los pulmones y puede ayudar a eliminar o desactivar el virus.
  2. Otro médico especialista en garganta, nariz y oído recomienda que, dado que se piensa que inicialmente se aloja en la garganta antes de pasar a los pulmones, es bueno tomar INFUSIONES MUY CALIENTES (sin hacerte daño), que pueden ser un té con limón, o un té de hojas si es lo único que tienes a mano. El caso es que el calor del líquido que pasa por tu garganta afecte de alguna manera el virus.
  3. Y el número tres corresponde al SISTEMA INMUNOLÓGICO que debes tratar de fortalecer pues es la barrera natural de tu cuerpo contra el virus. Para ello:
    1. Mantén tus niveles de stress lo más bajo posible. No al pánico. No al miedo. Mantén la calma y si eres de las personas fácilmente impresionables pues no veas los noticieros amarillistas, pero mantén la ecuanimidad.
    2. Realiza ejercicios físicos con una intensidad baja o moderada, pues está demostrado que los ejercicios muy intensos pueden llegar a debilitar tu inmunidad, sobre todo si no tienes el hábito de hacerlos. Si es al aire libre, en zonas donde no haya aglomeración de personas, pues mucho mejor, ya que estarás recibiendo los beneficios de respirar aire puro.
    3. Duerme lo suficiente. El sueño es reparador.
    4. Consume bastante yogourt, pues ayuda a fortalecer las buenas bacterias que hay en tu organismo, las cuales ayudarán a combatir las malas bacterias. Si te es posible evita los antibióticos. Según el Profesor Katz, de la Universidad John Hopkins, otros alimentos que ayudan a ese propósito, además del yogourt, son el ajo, el ginger, el chucrut (que es la col picada que se ha encurtido en salmuera) y las comidas fermentadas. En general cuida lo que comes, minimiza la dieta alta en azúcares, maximiza los vegetales y las bayas, pero no caigas en dietas muy bajas en carbohidratos en estos momentos, pues el organismo necesita energía para recargar el sistema inmunológico.
    5. Dejar de fumar.

SÉPTIMO: tomar en cuenta la importancia de la SOLIDARIDAD, que es lo que nos debe distinguir como especie humana y resulta altamente eficiente y necesaria en momentos de alto riesgo para la humanidad.

.

Pues de esta manera hemos compartido contigo la esencia de todo lo que hemos aprendido en estos días investigando a fondo la web. Si te interesó y crees que pueda ser útil a otros, pues compártelo con ellos. Es un buen paso para comenzar a maximizar esas solidaridad de la que hablamos.

.

Nota: el presente trabajo no pretende brindar consejo médico o asistencia alguna en el tratamiento del Coronavirus y para nada puede sustituir las fuentes oficiales de información de Estados Unidos o de tu país, y mucho menos la asistencia médica especializada en el caso en que se necesite. Es sólo un resumen práctico y útil de lo que hay en la web respecto a esta horrible pandemia.