¿Pensaste que todo el enorme rollo con aquel narizoncito con ínfulas de Napoleón y apariencia del Chavo del 8 se había acabado? Pues pensaste mal. La nueva evidencia coloca al ex asesor de seguridad nacional del presidente Trump en el 2016 en el centro de un esquema de interferencia electoral turco recientemente revelado.

El ex general Michael Flynn se declaró culpable de un cargo por mentir al FBI y aceptó un acuerdo de cooperación en diciembre del 2017, pero se ha ido desmoronando y ha estado ahblando aún más cosas en los últimos ocho meses.

El deshonrado ex jefe de la NSA tuvo una audiencia de sentencia perdida en diciembre pasado y en junio despidió a su asesor legal de larga data, Robert Kelner. Luego, los fiscales federales sorprendentemente lo eliminaron de los testigos en el juicio penal de su cómplice la semana pasada.

Ahora, fue el abogado defensor de su acusado ex compañero, Bijan Rafekian, quien lanzó una bomba en el tribunal cuando leyó una carta de los fiscales. Podría significar el comienzo del fin para el atesorado boleto de salida de la prisión federal de Flynn por sus crímenes y genera una gran cantidad de preguntas sobre los tratos de la campaña de Trump con naciones extranjeras.

Según informes del Washington Post:

El gobierno de EE. UU. Cuenta con amplia evidencia de que el gobierno turco intentó influir en la campaña de 2016 del presidente Trump a través del asesor Michael Flynn, según un comunicado leído en la corte federal de Alexandria el viernes.

La declaración de los fiscales indicó que el gobierno tiene “múltiples piezas de información independiente relacionadas con los esfuerzos del gobierno turco para influir en la política de los Estados Unidos”, incluso sobre un clérigo exiliado que a Turquía le gustaría que se extraditara.

Los abogados de Rafekian sostienen que el caso del gobierno no puede ganar sin el testimonio de Flynn, por lo que el gobierno respondió con esta reciente revelación.

El fiscal federal adjunto James P. Gillis dijo al tribunal que existen “volúmenes de evidencia” para respaldar el caso, que alega que Turquía operó a ambos hombres como agentes para influir en la política de los EE. UU. y que presentaron documentos detallados y falsos para disfrazar al máximo su trabajo, según el Post:

Según se informa, la información muestra a un hombre de negocios con estrechos vínculos con el gobierno turco comprometido con Flynn “debido a la relación de Michael Flynn con una campaña presidencial en curso”.

Sin embargo, según la declaración de los fiscales, el gobierno ha recopilado evidencia de que Turquía cultivó una relación entre Alptekin y Flynn que no estaba relacionada con Rafiekian o su firma, el Grupo Flynn Intel.

A principios de esta semana, los fiscales publicaron una lista de testigos que no incluían ni a Flynn ni a su hijo Michael Flynn Jr., que es más famoso por impulsar la teoría de la conspiración de Pizzagate.

Pero sí incluyó al abogado defensor penalista del general Flynn como un testigo potencial, lo cual es altamente inusual.

La historia sigue a continuación:

Grant Stern: “¡Qué barbaridad!

El abogado de defensa criminal del general Michael Flynn, Robert Kelner, está en la lista de testigos en el juicio de su pagador turco que está acusado de violar las leyes extranjeras de cabildeo.

Explica por qué los dos se separaron antes de la sentencia de Flynn, el mes pasado. 

Brandi Buchman: “El ex miembro de la asociación de Michael Flynn, Bijan Kian, se está preparando para ir a juicio. Después de unas cuantas audiencias selladas, sus amigos han presentado las instrucciones propuestas para el jurado + voir dire. Nota: lista de posibles testigos, incl. El juicio del jurado de Flynn y Flynn Jr. se fijó para el 15 de julio a las 10AM “.
.


.

Ahora, sabemos por qué.

Al parecer, las notas manuscritas de Kelner y sus otros abogados en la firma de abogados Covington & Burlington, de gran potencia, indican que Flynn les mintió.

Su nuevo abogado sostiene que Flynn no mintió, sino que “simplemente firmó documentos defectuosos pero sustancialmente exactos” sin leerlos primero“.

El fiscal Brandon Van Grack, quien solía trabajar para el Asesor Especial Mueller y está supervisando el caso de Flynn en el DC, así como la unidad del Departamento de Justicia encargada de hacer cumplir las violaciones a la Ley de Registro de Agentes Extranjeros, dijo que es la “primera vez” que escucha que Flynn no mintió “voluntariamente” o “a sabiendas” a sus antiguos abogados, según el Post.

Van Grack también dijo que Flynn “no dijo nada” cuando compareció ante el Juez del Tribunal de Distrito de DC, Emmet G. Sullivan, quien aceptó su declaración de culpabilidad y se hizo cargo del caso el año pasado.

Todo esto está ocurriendo con una fecha de juicio del 15 de julio, con Flynn atacando a la fiscalía y los fiscales, y estos a su vez, tratando de reclasificarlo como co-conspirador en el caso. Linda, pero interminable, telenovela.