Bastaría con ser poseedor de unas pocas neuronas y contar con solo una creencia básica en la democracia estadounidense para tener la sangre hirviendo en las venas respecto a lo que planea hacer el senador republicano Josh Hawley (R-MO).

Este singular engendro se convirtió en el primer senador republicano de los Estados Unidos en apoyar el intento sedicioso del congresista Mo Brooks (R-AL) para el 6 de Enero desafiar las listas de electores legítimamente designados de los estados indecisos ganados por Joe Biden y reemplazarlos luego con listas falsas de electores nombrados ilícitamente por legisladores estatales rebeldes del Partido Republicano en esos lugares.

No pocas veces en estas mismas páginas te hemos traído las intervenciones de un hombre que no tiene pelos en la lengua y sí una gran experiencia de cómo funciona el Gobierno. Se trata del ex director de la CIA, John Brennan, quien ahora se unió a la refriega verbal con un derribo especialmente brutal del reprobable senador de Missouri en Twitter.

John O. Brennan: Al anunciar que se opondrá durante al conteo de votos del Colegio Electoral del Congreso, Hawley de Montana es el claro ganador del premio al “Senador más cobarde, corrupto y sin principios“. Los senadores Johnson, Paul, Graham, McConnell, Cruz y Rubio fueron muy competitivos para ese puesto, pero Hawley gana.

John O. Brennan: Desafiando la realidad, el senador republicano @HawleyMO dice que “fue un engaño … toda la tontería de Rusia“.

Hay muchos nominados sobresalientes para el premio al “Premio al Senador más Cobarde del 2020” (Johnson, Paul, Graham, McConnell, Rubio), pero Hawley ciertamente está trabajando muy duro para ser el ganador. https://twitter.com/SenRonJohnson/status/1341078212068200451

.

.

.

No podemos menos que estar de acuerdo con la sugerencia de este ex jefe de espías, pues con tal cantidad de sujetos indeseables que lo merecen, es difícil elegir un ganador para la designación de “Senador más cobarde, corrupto y sin principios”.

No son pocos los que colocarían al senador Hawley en un nivel más bajo de la competencia impía que el propio líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-KY), cuyo malvado obstruccionismo se remonta a mucho antes de que Hawley fuera elegido para un cargo público.

No obstante, para el ex Jefe de la CIA, al igual que para el colega demócrata de Hawley, el senador Chris Murphy (D-CT), las acciones del legislador de Missouri cruzan la línea desde la política sucia y la intención maliciosa hasta la sedición total con el llamado de Hawley para que se anule un resultado electoral legítimamente determinado. Esto es particularmente notable después de que otro senador, también republicano, demostrara fehacientemente que lo que planean hacer el 6 de Enero es una farsa sin escrúpulos, como lo publicamos esta mañana en un artículo que vale la pena leer.

Si bien el ex director de la CIA caracteriza correctamente a Hawley como “Cobarde, corrupto y sin principios“, su ataque al legislador republicano de extrema derecha es esencialmente una descripción precisa y negativa del carácter y la integridad de Hawley.

No hace mucho, el senador demócrata Murphy fue aún más lejos, acusando a su colega senatorial de socavar activamente nuestro gobierno y, de hecho, todo nuestro sistema democrático.

“Seamos claros, Josh Hawley y cualquiera que apoye su esfuerzo están comprometidos en el intento de derrocamiento de la democracia. No hay evidencia de que haya habido fraude. El senador Hawley aparentemente cree que si un demócrata gana la carrera presidencial, esta debe ser ilegítima por definición, incluso sin ninguna evidencia real de mala conducta”, comenzó el senador Murphy.

“Si bien tiene razón en que los esfuerzos del senador Hawley aquí no van a cambiar los resultados de las elecciones, Joe Biden seguirá siendo presidente, no habrá suficientes votos para derrocar al Colegio Electoral, lo que está haciendo y esos que lo apoyan está fomentando en el público estadounidense y, ciertamente, entre los partidarios incondicionales de Trump esta creencia de que la elección en sí fue ilegítima y que cada vez que gane un demócrata, debe ser de manera ilegítima.

En última instancia, eso potencialmente terminará con el derrocamiento de la democracia. En algún momento, habrá un intento exitoso por parte de los republicanos a nivel estatal o nacional de descartar una elección legítima solo porque ganó un demócrata. No hacemos esto en este país, ¿verdad? Ponemos nuestro país antes que nuestro partido y nuestras creencias personales.

Cuando personas como el senador Murphy, John Brennan, y los muchos otros que han condenado en voz alta la hipocresía partidista y el engaño del senador Hawley y su homólogo partidista en la Cámara de Representantes, el congresista Brooks, se apoderan de algo que consideran una gran peligro para nuestra democracia, el pueblo estadounidense debería considerar que vale la pena prestar atención.

No podemos entonces dejar de recordar las palabras del Padre Fundador, Benjamín Franklin, quien dijera al final de la Convención Constitucional, que a Estados Unidos se le había entregado “una república, si es que podía mantenerla“.

A menos que se detenga definitivamente y sin la menor piedad la desvergonzada y traidora toma de poder que intentan Donald Trump y sus aliados republicanos como Hawley y Brooks, mantener nuestra democracia puede ser más difícil de lo que cualquier estadounidense moderno podría haber imaginado, especialmente cuando alguien como el senador de Missouri en un comentario de Twitter dijo servir a la sedición con un lado de grandilocuencia.