Donald Trump finalmente ha sido expulsado de la Casa Blanca, pero deja a gran parte del Partido Republicano transformado a su imagen y semejanza: podrido, corrupto y mentalmente inestable.

Gracias a nuestro ex presidente de la televisión de reality shows, los nacionalistas blancos y los lunáticos literales han penetrado tan profundamente el núcleo del Partido Republicano que una partidaria de la teoría de la conspiración de QAnon es ahora congresista.

La representante Marjorie Taylor Greene (R-GA) ha expresado en el pasado su creencia en QAnon, una teoría desacreditada y loca acerca de que una camarilla de demócratas y élites de Hollywood se involucran regularmente en la pedofilia y el canibalismo satánicos y que Donald Trump fue enviado para exponerlos y destruirlos, y rápidamente se está convirtiendo en una de las principales mascotas del Partido Republicano posterior a Trump.

Greene también ha declarado que el tiroteo en la escuela de Sandy Hook, una tragedia en la que 26 personas, la mayoría niños, murieron a manos de un asesino armado, fue un evento organizado, una teoría de conspiración popular en algunos rincones particularmente oscuros e ignorantes de  Internet.

Ella cree que los demócratas liderados por Nancy Pelosi organizan rutinariamente estos tiroteos escolares como parte de un plan general más amplio para reducir los derechos de la Segunda Enmienda.

Para que no se cometa el error de pensar que estas son las únicas conspiraciones a las que se adscribe Green, también ha dicho que el 11 de septiembre fue un trabajo interno. Ella es, en definitiva, la cara perfecta para un Partido que ha abandonado todos los lazos con la realidad.

Ahora, Greene está buscando acaparar los titulares (y tal vez allanar el camino para una puñalada en un cargo más alto) al pedir la destitución del presidente Joe Biden el día después de su investidura.

Ella prometió hacerlo antes de que él tomara juramento y hoy lanzó un video en Twitter en el que anuncia que ha presentado oficialmente artículos de acusación por supuestos abusos de poder durante su tiempo como vicepresidente. El ridículo juicio político, por supuesto, no continuará a través de la Cámara controlada por los demócratas y todo lo que Green logrará es convertirse en un hazmerreír aún mayor.

Su video payaso de anuncio termina con ella diciendo: “Veremos cómo va esto …”. La respuesta es que le irá mal a Marjorie. Muy, muy mal.

Representante Marjorie Taylor Greene: Acabo de presentar artículos de acusación contra el presidente @JoeBiden.

.

.