Otro día que pasa y otra “Karen” (el nombre con el que se conoce a las mujeres blancas histéricas que protestan por el uso de las máscaras) viral. Surgió ahora un video de Oklahoma que muestra a una mujer increíblemente autorizada arrojando cajas de zapatos al empleado de una tienda Sketchers después de que le pidieran que se pusiera una máscara.

Con la pandemia del COVID-19 cobrando más vidas diariamente, la mayoría de las tiendas han decidido hacer que las máscaras sean obligatorias y la tienda tenía un letrero en el exterior que aclaraba su política. Aparentemente, para esta mujer de 56 años, el simple inconveniente, posiblemente uno que puede potencialmente salvar muchas vidas, era simplemente demasiado para que ella lo pudiese tolerar.

En el clip, se ve a la mujer arrojando dos cajas al trabajador antes de dar media vuelta y salir de la tienda.

Eso es asalto, señora“, se puede escuchar al empleado decir antes de seguir a la mujer al estacionamiento y pedir su número de licencia. La mujer responsable del ataque ignora las solicitudes de que dé su nombre, se sube a su automóvil y se aleja rápidamente.

.

¿Y ahora bien, existe o no existe el Karma?

La atacante, demostrando el tipo de intelecto asombroso que uno esperaría de alguien que arroja cajas de zapatos a extraños, accidentalmente dejó su billetera y su licencia, las que la víctima pudo entregar a la policía cuando los contactó para presentar cargos de asalto.

Afortunadamente, esta mujer será hecha responsable por el delito que cometió y las personas como ella aprenderán a pensar dos veces antes de enfrentarse a la disposición de tener que usar máscaras.

.