Los médicos y la ciencia aconsejaron mantener la distancia y evitar las congregaciones multitudinarias durante la pandemia. Eso fue lo que trató de hacer Biden todo el tiempo, pero siempre listo para ir en contra del sentido común, Donald Trump insistió en realizar concentraciones peligrosas y masivas de sus partidarios sin máscara en numerosos estados indecisos en medio de la peor pandemia en un siglo, con la teoría de que la energía que generarían las reuniones inspiraría entusiasmo y una fuerte participación entre los votantes republicanos y le entregaría la victoria que tanto anhelaba.

Sin embargo, para gran pesar del actorcillo de los reality shows, una nueva autopsia de los resultados electorales realizada por NBC News revela que los mítines pueden haber sido en realidad un factor importante para asegurar la derrota de Trump.

De acuerdo con este reciente informe de NBC News :

“La comparación de las paradas de la campaña de Trump durante las últimas dos semanas de la carrera con los resultados electorales muestra que en la abrumadora mayoría de los casos, Trump tuvo un desempeño inferior a sus márgenes del 2016 en los condados que visitó, en algunos casos en grandes cantidades”.

Donald llevó a cabo una campaña épica de 30 paradas en las últimas dos semanas antes de las elecciones, pero en 25 de los condados que visitó el presidente “sus márgenes de victoria se redujeron, su margen de derrota creció o el condado se volcó demócrata” , según el análisis de NBC de los recuentos de votantes revela.

El informe sugiere que, si bien las multitudes en los mítines de Trump pueden haber sido más visibles para los medios, la publicidad negativa en torno a los eventos super propagadores del COVID-19 que se llevaron a cabo para impulsar la candidatura a la reelección del presidente puede haber tenido un impacto aún mayor en los detractores de Trump de lo que habían sospechado previamente.

Estos son algunos de los hallazgos que descubrió NBC News:

“En Michigan, Trump llevó a cabo cinco eventos en las últimas dos semanas de la campaña y en cada uno de esos condados, sus márgenes del 2020 fueron peores que en el 2016”.

“… El patrón fue similar en Pennsylvania. Trump celebró siete eventos en el estado en las últimas dos semanas de la campaña y en todos los condados que visitó Trump le fue un poco peor que en el 2016″.

La única respuesta positiva a los mítines de Trump que se puede encontrar en el análisis postelectoral se da en el condado de Miami-Dade en Florida, donde, aunque aún perdió el condado en su totalidad, mejoró su desempeño del 2016 en 22 puntos sospechosos en los que falló notablemente de incluir en sus muchas reclamaciones posteriores de fraude electoral después de que su derrota ante Biden se hizo evidente para todos menos para él.

NBC News advierte sobre sacar demasiadas conclusiones de los resultados de su análisis de patrones de votación y etiquetó su artículo con este descargo de responsabilidad:

“Para ser claros, nada de esto es demostrable. Estas son correlaciones, no relaciones causales uno por uno. Los mítines de Trump pueden haberlo ayudado, incluso en los lugares donde tuvo un desempeño inferior en el 2020. Quizás le impidieron hacerlo peor”.

Aún así, el análisis concluye que los márgenes de pérdida en los condados donde realizó sus manifestaciones contraproducentes contribuyeron a su derrota en los estados indecisos que perdió por un número relativamente pequeño de votos.

Si resulta que los eventos de gratificación del ego de Trump fueron la fuente de su último repudio, la ironía sería muy dulce.

.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Se avecinan tiempos difíciles, donde es prioridad mantenerse informados. Mientras otras publicaciones han comenzado a cobrar o piden donaciones, nosotros lo único que humildemente te pedimos es que vayas a nuestra página de Facebook y nos regales un LIKE. Muy agradecidos de que nos puedas apoyar en eso. Gracias. CLICK AQUÍ

.