Si pensaste que los republicanos se iban a quedar muy tranquilos viendo como el poder político y sus posibilidades de reelección se les escapan de las manos, es que no conoces a esa clase de pirañas maquiavélicas.

Una vez que ni su ídolo Donald Trump ni ellos mismos pudieron revertir el resultado de las elecciones presidenciales del 2020, los republicanos en más de dos docenas de estados han presentado más de 100 proyectos de ley para restringir el acceso al voto.

Esto es un hecho en extremo alarmante, que los defensores del derecho al voto han señalado como otra razón más para que los demócratas se decidan de una vez a abolir el obstruccionismo, una herramienta antidemocrática que actualmente permite a la minoría republicana bloquear la promulgación de una serie de reformas populares a favor de la democracia .

El periodista de Mother Jones, Ari Berman, un reportero de Mother Jones  informó el jueves sobre el actual impulso nacional del Partido Republicano para dificultar la votación, especialmente para las comunidades de color y otros distritos electorales de tendencia demócrata, y en algunos casos para empoderar a las legislaturas estatales para anular los resultados de las elecciones. Esto es realmente ‘un enorme escándalo que debería estar recibiendo tanta atención como la trama de Trump para anular la elección.

Los republicanos de todo el país, dijo Berman, siguen “promoviendo las mentiras de Trump” sobre el fraude en un intento de hacer retroceder los derechos de voto después de la histórica participación y expansión de las boletas por correo el año pasado.

“Los demócratas tienen una opción clara”, continuó Berman . “Pueden deshacerse del obstruccionismo para aprobar la Ley de Derechos Electorales John Lewis y la Ley Para el Pueblo para detener la supresión de votantes del Partido Republicano, o pueden permitir que el Partido Republicano socave la democracia durante la próxima década”.

Lo que está en juego“, agregó Berman , “no podría ser más alto“. Eso es porque, según un análisis realizado por el Centro Brennan para la Justicia a fines de enero, los republicanos a nivel estatal han presentado tres veces más proyectos de ley para reducir los derechos de voto en comparación con el mismo período el año pasado.

Ya este año, se han introducido 106 proyectos de ley en 28 estados, incluidos 17 bajo control total del Partido Republicano, donde es más probable su aprobación, para socavar el acceso a la democracia. Según el informe del Brennan Center, “Estas propuestas buscan principalmente: (1) limitar el acceso a la votación por correo; (2) imponer requisitos de identificación de votantes más estrictos; (3) limitar las políticas exitosas de registro de votantes; y (4) permitir purgas de votantes más agresivas“.

Estos proyectos de ley“, argumenta el informe , “son una respuesta inconfundible a las mentiras infundadas y  peligrosas  sobre el fraude que siguieron a las elecciones del 2020“.

Ari Berman: 106 proyectos de ley presentados en 28 estados ya este año para restringir el acceso al voto encontró el @BrennanCenter

Eso es 3 veces más alto que el año pasado.

“Estos proyectos de ley son una respuesta inconfundible a las mentiras infundadas y peligrosas sobre el fraude que siguieron a las elecciones del 2020”.

.

.

Y esta semana, como informó CNN el viernes, “los legisladores del Senado de Georgia controlado por los republicanos agregaron más . Incluyen propuestas que eliminarían el voto ausente sin excusas para muchos residentes del estado y terminarían con el registro automático de votantes al obtener una licencia de conducir“.

Según Berman, los nueve proyectos de ley que los republicanos de Georgia presentaron el 1 de febrero equivaldrían a “uno de los peores paquetes de leyes de supresión de votantes jamás aprobados“.

Para no quedarse atrás, los republicanos de Arizona han presentado desde principios del 2021 34 proyectos de ley para dificultar la votación, incluida la reducción de la cantidad de lugares de votación en el condado de Maricopa de 100 a 15.

Georgia y Arizona no están solos; los republicanos están impulsando propuestas reaccionarias similares en más de dos docenas de estados adicionales.

El repunte de los proyectos de ley contra la democracia representa una intensificación de una tendencia existente más que un nuevo desarrollo. Como informó Common Dreams en noviembre pasado, el senador aliadoa de Trump, Lindsey Graham (RS.C.) admitió poco después de las elecciones que hacer que la votación sea más accesible perjudica las perspectivas electorales del Partido Republicano.

“Si no hacemos algo sobre votar por correo, perderemos la capacidad de elegir a un republicano en este país”, dijo Graham al presentador de Fox News , Sean Hannity.

El Partido Republicano ha estado tratando de socavar los esfuerzos para ampliar el acceso al voto durante años. “Hace una década“,  escribió Berman , “los republicanos aprobaron nuevas leyes de identificación de votantes y otros esfuerzos para  restringir los derechos de voto  cuando tomaron el poder en los estados luego de la elección [del ex presidente] Barack Obama“.

Pero ahora, agregó , “los republicanos están llevando su asalto a los derechos de voto al siguiente nivel “. Al igual que el Centro Brennan, Berman atribuyó el aumento de la legislación antidemocrática al intento fallido de Trump de subvertir la voluntad del pueblo en las elecciones del año pasado.

Según Berman, el Partido Republicano está “tratando de lograr a través de la legislación lo que Trump no pudo con un litigio. En general, estos esfuerzos equivalen a los intentos más concertados de hacer retroceder los derechos de voto desde la aprobación de la Ley de Derechos de Voto en 1965“.

Mientras tanto, a nivel federal, los legisladores demócratas están presionando para expandir el acceso a las boletas.

CNN informó  que “los  proyectos de ley de votación en el Congreso, que los demócratas han dicho que son una prioridad anticipada, establecerían al menos 15 días de votación anticipada en las elecciones federales, permitirían el registro automático de votantes, restablecerían los derechos de voto de los ex delincuentes y prohibirían a los estados votación por correo y en la acera, junto con una serie de otros cambios en las leyes de financiamiento de elecciones y campañas “.

Como Common Dreams informó el mes pasado, los líderes demócratas han dicho que la Ley Para el Pueblo, un paquete de reformas democráticas de gran alcance, es una prioridad legislativa. Pero la oposición del Partido Republicano al proyecto de ley hace que la aprobación sea poco probable a menos que los legisladores eliminen el obstruccionismo .

Wendy Weiser, del Brennan Center, le dijo a CNN que “usted tiene una legislación absolutamente necesaria para restaurar nuestra democracia. El obstruccionismo no debería interponerse en el camino para lograrlo“.