SUMARIO

En este artículo se aborda:

  • La situación de la lucha contra el embargo / bloqueo.
  • La situación de la Campaña de la ACAE: “Mr. Biden, por favor. Termine el Embargo a Cuba”
  • Por qué se dice “por favor”, y se usa “embargo” y no “bloqueo”.
  • Por qué no se permiten otras publicaciones en el Grupo de la Campaña

.

Situación Actual

Para eliminar las limitaciones comerciales, financieras y de otra índole impuestas al pueblo cubano de manera unilateral por el Congreso estadounidense, mantenidas por varias Administraciones demócratas y republicanas, flexibilizadas por Obama y agravadas luego por Donald Trump, se han venido haciendo MUCHAS COSAS durante estos 60 años.

.

Mi madre, de 87 años, enviando la primera foto de la Campaña.

.

Ahora Biden están en la Casa Blanca. Los que favorecen el bloqueo saben que él fue parte importante en las acciones tomadas por Obama, saben que su esposa estuvo en Cuba y se llevó un grato recuerdo… Y están haciendo hasta lo imposible por impedir que Biden mejore las relaciones con Cuba: las declaraciones de Marco Rubio y Rick Scott (los dos Senadores por la Florida), de Mario Díaz-Balart, Maria Elvira Salazar y Carlos Jimenez (congresistas de Miami), así como el canto de sirenas de cantantes cubanos, populares entre nuestros jóvenes, que decidieron vender su alma al Diablo y la arremetida del Canal de Televisión de mayor audiencia entre ciertos sectores cubanos de la Florida (Canal 41), todo va hacia el mismo objetivo: IMPEDIR LA MEJORÍA DE LAS RELACIONES CON CUBA.

 No le demos más vueltas, no lo compliquemos por gusto. Es así y punto. Como lo son las protestas (algunas quizás con mucha razón, pero muy inoportunas) de ciertos sectores del Arte y la Cultura en la Isla, lideradas por unos cuantos que reciben orientaciones y quien sabe qué más desde lo más podrido de nuestro aún aletargado Miami. Están tratando de presentarse como la MAYORÍA y la VOZ, cuando la MAYORÍA y la VOZ somos nosotros, los que hemos venido por años llevando a cabo muchas, muchas acciones contra el maldito bloqueo.

Esas acciones, que han venido de muchos lados y se han materializado en los más diversos esfuerzos (desde las acciones de Cuba en la ONU hasta las más modestas protestas alrededor del mundo), se han tenido que enfrentar a enormes dificultades, desde la fuerza hegemónica de EEUU a nivel mundial hasta los embates de la ultra derecha del mal llamado “exilio histórico” cubano, una parte del cual vive y se alimenta precisamente de mantener ese criminal, inútil y obsoleto procedimiento. Pero NO SÓLO.

También tiene que lograr superar la tendencia humana, para nada ajena a nosotros los cubanos, a resistirse a la disciplina, a la unidad de acción (aunque no obligatoriamente de pensamiento) y a actuar como un gran frente común contra un enemigo igualmente común.

Como resultado, el mundo ha visto muchas LANZAS, dignas, fuertes, pero como árboles aislados, y no ha valorado quizás en su justa dimensión a todo el bosque, al gran  EJÉRCITO de voluntad popular que necesitamos para lograr nuestra meta. Voluntad popular que debe incluir a los amigos de Cuba por todo el mundo, y en vital medida a la opinión pública estadounidense, al “americano de a pié“, al que en un considerable número, por esencia y procedencia, podemos ganar para nuestra causa.

La Campaña de la ACAE

Tomando en cuenta lo anterior un grupo de cubanos que ya han andado un buen camino en este empeño y que tienen no pocos seguidores y relaciones en torno al bloqueo / embargo decidieron crear la ACAEAmerican Coalition Against the Embargo, o sea Coalición Americana Contra el Embargo, donde se juega con el vocablo “American“, que para quienes viven en EEUU se traduce como “estadounidense“, pero para el resto es “americano” y así se vuelve más inclusiva.

Y la Coalisión creó el grupo “Americans and Cubans Against the Embargo” (Estadounidenses y Cubanos Contra el Embargo, que también se extiende a amigos de Cuba por todo el mundo).  En menos de una semana, el Grupo ya tiene 1,300 miembros y casi 1,000 fotos personales con un mensaje que dice “Mr. Biden, please. End the Embargo on Cuba” (Mr. Biden, por favor. Termine el Embargo a Cuba), seguido por la ciudad y el país de donde procede el mensaje, como parte de la campaña “Con ACAE el Embargo se Cae“.  Todo lo relacionado con la Coalición, el Grupo y la Campaña se explican en un artículo que puedes revisar AQUÍ y que te recomendamos ver si aún no lo has hecho.

.

Desde Villa Clara la primera niña cubana en unirse a la campaña.

.

Embargo y no Bloqueo

Algunos alegan no sumarse a la campaña porque no se sienten cómodos con las palabras “por favor” y con utilizar “embargo” en vez de “bloqueo“. Veamos los dos puntos de forma muy breve y te pedimos compartir este artículo con todos tus amigos a ver si de una vez todos estamos en el mismo canal y podemos trabajar juntos para lograr el objetivo:

Primero, pedir las cosas “por favor” no es humillarse, ni rebajarse. No es rogar ni doblegarse. En todas las culturas, incluyendo la nuestra, aunque lamentablemente se perdió durante un tiempo, pedir algo por favor demuestra respeto, decencia, y es un excelente recurso de comunicación. Cualquier cosa que pidas en EEUU y en buena parte del mundo, debe ir precedida o terminada con “por favor“. Lo cortés no quita lo valiente, decían con frecuencia nuestros abuelos. Se puede ser muy digno siendo decente. Se puede ser muy pro activo sin ser agresivo.

Y ahora la joya de la corona: ¿BLOQUEO o EMBARGO? Aunque en muchos diccionarios encuentras definiciones muy similares de ambos términos, la Dra. Olga Miranda Bravo, ex Directora Jurídica del MINREX, quien tuvo la amabilidad de honrarme con su amistad y de quien mucho aprendí, en su libro “USA – Nacionalizaciones y Bloqueo” (un resumen de varios párrafos al respecto puedes encontrarlo AQUÍ) explicó magistralmente que el uso de la palabra “embargo” por parte de EEUU pretendió siempre ajustar este criminal acto a ciertas medidas del derecho internacional al que jamás podrían ajustar la palabra “bloqueo”.

El tema es tan largo y complejo que llevamos discutiéndolo por 60 años, aunque no es la ESENCIA aquí, sí definida a nuestro juicio por la misma Dra. Miranda cuando escribió: “El bloqueo impuesto a Cuba por el Gobierno de los Estados Unidos es un acto brutal y genocida, su fin va hasta la desaparición del Estado cubano, y la destrucción de sus elementos cardinales de nación“. Por ello, para mí y para muchos otros, más que bloqueo o embargo, es un GENOCIDIO que debe ser eliminado ya.

…Pero  el estadounidense de a pie, ese cuya opinión pública necesitamos movilizar y cuyo corazón intentamos ganar, lo conoce como EMBARGO y es el término que en este caso específico, y para este objetivo específico, debemos utilizar. La palabra “bloqueo” puede llevarlos a confusiones, a que tengamos que dar explicaciones adicionales, a que algunos malintencionados desvíen la buena intención por la discusión semántica. Primero, hay que lograr eliminar este cáncer, y luego que los historiadores y los linguistas debatan entre ellos, si quieren por 100 años, la terminología más apropiada.

Cubanas y cubanos, no se trata de ceder posiciones, ni de hacer concesiones de principios. Esta gigantesca campaña que estamos orquestando no es de partidos políticos (donde ese tipo de cosas tienen otra connotación), no es de organizaciones políticas que se deben a ciertas agendas, declaraciones y estatutos. Es de PUEBLOS, y los pueblos nos debemos exclusivamente a la razón, a lo que es justo y humano.

.

El Profesor Carlos Lazo, de #Puentes de Amor, y otros oreganizadores de la Caravana Contra el Bloqueo en Miami

.

Identidad y Fuerza de la Campaña

En el artículo citado arriba le pedíamos a todos que se tomaran una foto, con un mensaje insertado en la misma o en un cartel que sostuvieran en la mano, con exactamente las mismas palabras en idioma inglés. Algunos, por su parte, decidieron cambiar la palabra “embargo” por “bloqueo” (y ya vimos por qué no es apropiado en este caso), otros han querido incluir consignas de “Abajo el Imperialismo“, invocaciones a hechos históricos que han sucedido entre los dos gobiernos o incluso pueblos, y hasta el repudio a ciertos elementos o “movimientos” o “cancioncitas baratas” dentro de la Isla o en los Estados Unidos.

Eso puede ser justo, legal, justificado en cualquier otro espacio, pero no en el grupo que hemos creado, y no en esta Campaña. Veamos por qué:

  1. La foto personal indica que es un acto voluntario de cada persona, motivada por su rechazo individual al embargo / bloqueo y no algo que le fue ordenado por un gobierno, partido u organización. Los demás carteles, algunos de ellos muy lindos, y otros que incluyen hasta maravillosas frases de nuestro José Martí, nos apartan del objetivo de la campaña.
  2. El texto es en idioma inglés porque va dirigido al Presidente Biden, quien puede eliminar, en un muy riesgoso movimiento, o al menos debilitar el bloqueo. Y también se enfoca en la opinión pública estadounidense. La mayoría de ellos no entiende español.
  3. Para que una campaña sea exitosa tiene que lograr comunicar adecuadamente el mensaje, mismo que debe ser muy claro, ampliamente recordado y permanecer en la mente de las personas objeto de la campaña. Si unas fotos dicen “Abajo el criminal bloqueo“, otras dicen “Viva Cuba sin Bloqueo“, otras “Que se Acabe ya el Embargo” y otra “Todos Somos Cuba“, entre mucha otra creatividad que nos caracteriza como nación, pues se pierde esa posibilidad y el impacto de nuestro esfuerzo será mínimo o nulo. Necesitamos cientos de miles, millones de fotos con exactamente el mismo mensaje “Mr. Biden, please. End the Embargo a Cuba“.
  4. Cada foto debe incluir, luego del mensaje, la ciudad y el país de donde procede, pues estamos diseñando un sitio web, donde a diferencia de Facebook que te hace difícil encontrar las cosas, aquí las vamos a tener ordenadas por países y ciudades, para que se vea el apoyo a esta causa desde todas partes y por todo tipo de personas.
  5. Y por supuesto, es comprensible la ira, la rabia que algunos sentimos por lo que ha venido causando este fenómeno durante años, por sus terribles daños económicos, sociales, políticos e incluso psicológicos, pero si vamos a incorporar al pueblo estadounidense, a gobiernos locales, a Cámaras de Comercio a asociaciones estadounidenses de todo tipo a esta GRAN LUCHA, tenemos que comenzar por respetarles, por incluirles en un ambiente de cordialidad y no de agresividad. No parece tan difícil de entender.

Entonces, para concluir, necesitamos unirnos en este empeño y necesitamos hacerlo tal y como está planificado. No para “obedecer” a alguien ni para “hacer lo que está orientado“, pues aquí no hay jefes ni responsables a quienes responder, sino para lograr la efectividad de este empeño de TODOS y hacer que llegue a todos los estadounidenses buenos que están dispuestos a apoyar al pueblo de Cuba, a la Casa Blanca y al Presidente Biden.

Y sobre todo para lograr que se acabe de de una vez este MAL que no puede durar 100 años. Juntos podemos lograrlo, demostrando al mundo que la marcha protagonizada en La Habana, el acto público en cualquier capital de Europa. la Caravana organizada en Miami por Puentes de Amor y otras organizaciones e individuos, la Campaña que aquí mencionamos, y muchas más, son parte de lo mismo:

La irreversible decisión de un pueblo digno y de todas las personas buenas del mundo que respetan y aman a ese pueblo, de poner fin al bloqueo / embargo / genocidio. ¡El Momento es AHORA!