Si alguna vez hubo una noticia que te hizo querer tocar al máximo volumen la canción del grupo Fun Boy Three de la década de los 80, The Lunatics Are Taking Over The Asylum (Los Lunáticos Están Tomando el Asilo), pues seguramente es la reciente revelación de de que la administración Trump ha colocado una antigua personalidad de radio de la derecha y oficial de inteligencia naval, quien, después de los ataques del 11 de septiembre, sugirió atacar Afganistán con armas nucleares, en un trabajo sobre temas de control de armas en el Departamento de Estado.

Según dos funcionarios estadounidenses familiarizados con la historia, que se informó por primera vez en The Washington Post, Frank Wuco, ahora asesor principal de la Oficina de Control, Verificación y Cumplimiento de Armas del Departamento de Estado, estaba trabajando en el Departamento de Seguridad Nacional el año pasado cuando una investigación de CNN descubrió su historia de promoción de teorías de conspiración extremistas generalmente asociadas con los los tipos más locos de la derecha … y con Donald Trump.

Entre las afirmaciones completamente desacreditadas que Wuco ha difundido se encuentran creencias tan absurdas como el hecho de que el ex presidente Barack Obama no nació en los Estados Unidos, que el ex director de la CIA John Brennan se convirtió al Islam, que el ex fiscal general Eric H. Holder Jr. había sido un miembro de las Panteras Negras y que la ex ayudante de Hillary Clinton, Huma Abedin, tenía vínculos con la Hermandad Musulmana.

En el momento del informe inicial de CNN sobre el pasado de Wuco como un aspirante a ser Alex Jones, un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional defendió su derecho a hablar libremente sobre sus afirmaciones delirantes e infundadas al decir que sus opiniones “no tenían relación con su capacidad para realizar su trabajo para el pueblo estadounidense “.

Sin embargo, en su nueva publicación, The Post escribe que algunas personas piensan que sus comentarios anteriores son bastante relevantes para cuestionar sus calificaciones para el trabajo en cuestión.

“Ahora Wuco trabaja en el Departamento de Estado, aunque algunos defensores del control de armas han cuestionado su idoneidad para el área de control de armas debido a sus comentarios anteriores”, informa el periódico.

En una conversación en el programa de radio Dougherty Report en 2016, Wuco respondió a una pregunta sobre por qué Estados Unidos no había convertido a Siria e Irán “en vidrio” con este relato de cómo manejaría la situación:

“No creo que haya sido nuestra política realmente comenzar a atacar a los países”, dijo Wuco. “Creo que si hubiéramos hecho eso, mi preferencia hubiera sido haber arrojado un par de armas nucleares tácticas de bajo rendimiento sobre Afganistán el día después del 11 de septiembre para enviar un mensaje definitivo al mundo de que la habían cagado a lo grande”.

Dado que Trump permitió que expirara el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio con Rusia sin un tratado de reemplazo que pudiera evitar una nueva carrera de armamentos nucleares, los profesionales de control de armas están alarmados por el empleo que le dieron a Wuco en el Departamento de Estado, precisamente en un papel de control y cumplimiento de armas.

“La oficina de Wuco está ocupada lidiando con las consecuencias del colapso del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, las tecnologías emergentes que podrían anular las teorías de larga data sobre la política nuclear, las amenazas estratégicas planteadas por una China militarizada y el futuro incierto del Nuevo acuerdo START”, dijo Alexandra Bell, directora principal de políticas del Centro para el Control de Armas y la No Proliferación y ex funcionaria de la administración Obama. “Uno no puede permitirse el lujo de distracciones relacionadas con un asesor principal que una vez reflexionó casualmente sobre atacar a Afganistán”.

El Departamento de Estado no comunicó de inmediato cuando exactamente Wuco hizo la transición de Seguridad Nacional a su puesto actual, pero un funcionario del cuerpo diplomático le dijo al Post bajo el manto del anonimato que había estado trabajando en el Departamento de Estado al menos desde el  pasado agosto. El artículo del Washington Post detalla cada uno de los incidentes en los que Wuco promovió las postulaciones lunáticas mencionadas anteriormente en su programa de radio, llamado, con bastante menos imaginación que la que hizo girar las ridículas fábulas que estaba vendiendo, el programa de radio de Frank Wuco.

Solo las mejores personas“, dijo Trump sobre las personas que contrataría en su administración cuando estaba haciendo campaña por la presidencia.

Los resultados de su reclutamiento deberían enseñarnos a no confiar en las evaluaciones de carácter que provienen de alguien que perdona a los criminales de guerra, nombra promotores de destrucción nuclear sin sentido para trabajos de control de armas, y para quienes un inodoro chapado en oro es el colmo del gusto.

Ese último elemento solo debería haber proporcionado suficiente advertencia anticipada para descalificar a Trump de la presidencia, pero ahora es solo una indicación de cuánto más han subido las apuestas de la presidencia de Trump y por qué debe ser destituido lo antes posible.