Un informe exclusivo acaba de revelar que los demócratas de la Cámara han reunido mucha más información financiera sobre Donald Trump y sus lazos rusos de lo que se sabía anteriormente.

El Wall Street Journal informa que parte de la extensa información sobre las finanzas de Trump puede incluso explicar las desesperadas peleas judiciales del presidente contra el Congreso para evitar la divulgación de su socio bancario, el Deutsche Bank y de su firma de contabilidad, Mazars.

El Journal también reveló que hay una investigación conjunta previamente no reportada entre el Comité de Servicios Financieros de la Cámara y el Panel de Inteligencia de la Cámara.

Seis bancos importantes o firmas de Wall Street ya entregaron información sobre los negocios de la Organización Trump al Congreso, y un séptimo banco que financió uno de los proyectos emblemáticos de Donald Trump de conversión de condominios en el centro de Manhattan,  llamado Trump Park Avenue. El WSJ informa:

“Las firmas de Wall Street, incluyendo Bank of America Corp., Citigroup Inc., Deutsche Bank AG, JPMorgan Chase & Co., Morgan Stanley y Wells Fargo & Co., han proporcionado recientemente miles de documentos financieros relacionados con los rusos que pueden haber tenido tratos con el Sr. Trump o su familia o su negocio, a los investigadores del Congreso, según personas familiarizadas con las investigaciones del Congreso.

Por separado, Deutsche Bank, el banco principal del Sr. Trump, entregó correos electrónicos, acuerdos de préstamos y otros documentos relacionados con la Organización Trump a la oficina de la Fiscal General de Nueva York Letitia James, en respuesta a una citación civil enviada a principios de este año, según personas familiarizadas con la investigación de Nueva York. La oficina de la Sra. James también recibió en las últimas semanas documentos financieros y correos electrónicos de Investors Bancorp Inc., según dijeron esas personas “.

Deutsche Bank tiene mucha exposición por proporcionar servicios bancarios a sabiendas a fuentes de mala reputación, y sus ejecutivos pueden estar buscando cerrar un acuerdo para controlar su propia exposición de responsabilidad por hacerlo“, dice una fuente bien ubicada en The Hill, familiarizada con el procedimiento, quien dijo que la historia del Journal no es una sorpresa. “Esta es la verdadera razón por la que Trump ha estado atacnado al presidente Waters en público durante mucho tiempo“.

Aquí hay un montón de crímenes, y los comités de la Cámara están tirando de los hilos del mismo problema“, dice la fuente. “Esta es la primera vez que vemos un resultado tangible de una investigación conjunta“.

Significativamente, los registros bancarios podrían arrojar aún más luz sobre los tratos financieros entre Donald Trump y el Crocus Group, una empresa dirigida por un oligarca azerbaiyano-ruso llamado Aras Agalarov cuyo hijo organizó la infame reunión de la Torre Trump con una emisaria del gobierno de Putin. El Journal informa:

“La información ya entregada al Congreso por los bancos incluye registros de empresarios rusos conectados a una reunión de la Torre Trump en junio del 2016 que involucra a miembros de la familia Trump, dijeron personas familiarizadas con las investigacionesdel Congreso.

Las citaciones del Congreso también están buscando cualquier información que los bancos puedan tener sobre los rusos relacionados con las conversaciones que los funcionarios de la organización Trump tuvieron sobre un posible desarrollo inmobiliario en Moscú, dijo una persona familiarizada con el asunto “.

Si eso no fuera lo suficientemente malo, los investigadores del estado de Nueva York aparentemente están avanzando mucho en su caso civil al seguir el dinero, cuando obtuvieron los registros de préstamos de la Organización Trump de un banco fuertemente implicado en estafas de lavado de dinero en Rusia.

En junio pasado, la presidenta del Comité de Finanzas de la Cámara de Representantes, Maxine Waters (D-CA), le dijo al Journal que su panel había recibido información de muchos bancos, lo que el periódico con sede en Nueva York acaba de revelar hoy.

Además, su informe dice que el Congreso está buscando una amplia gama de registros financieros para apoyar una investigación conjunta entre el panel de la Cámara de Representantes de Inteligencia y el Comité de Finanzas.

El imperio empresarial basado en deuda de Donald Trump se derrumbó a principios de los 90 y los bancos nacionales dejaron de hacer negocios con él. Los inversores extranjeros intervinieron para apuntalar al empañado Trump, otorgando préstamos que los bancos estadounidenses no darían.

Ahora, después de años de investigaciones, parece que la gente de Estados Unidos acaba de avanzar un paso gigante para saber exactamente quién o qué país está tirando de los hilos del bolso de Donald Trump, mientras se enriquece inconstitucionalmente con efectivo y regalos extranjeros de países de todo el mundo.

Si los demócratas de la Cámara siguen con éxito la ruta del dinero, tal como sucedió en Watergate, entonces no será un Asesor Especial, sino el Congreso, quien obtendrá la evidencia clave necesaria para desalojar a un presidente de su cargo.