Se está generando indignación en Washington a medida que circula la noticia de que recientemente se mostró un video que representa al presidente cometiendo el asesinato en masa de sus enemigos políticos en un evento conservador en su resort de golf del Doral en Miami, Florida.

El video que se muestra en la conferencia American Priorities (Prioridades Estadounidenses) de tres días muestra una escena de masacre en una iglesia, editada de la película “Kingsman: el Servicio Secreto“. La cabeza del presidente Trump se superpuso sobre la del tirador, mientras mata a las personas con las cabezas también superpuestas de sus críticos y los logos de las corporaciones de medios que no le lamen las botas al héroe anaranjado de los MAGA.

No publicaremos el video aquí para no darles el gusto, pero The Washington Post informa:

A medida que los gritos se intensifican, Trump deja de caminar abruptamente y se da vuelta para enfrentar a la multitud enojada. Saca una pistola negra del bolsillo interior de su chaqueta y le dispara en la cabeza a un personaje editado para representar al difunto actor Peter Fonda, que era un crítico vocal del presidente.

Trump derrota a Bloomberg, Vox y a las “Noticias Falsas” en rápida sucesión antes de disparar a Politico. En un momento, agarra a alguien que representa el movimiento Las Vidas Negras Importan en un estrangulamiento y le dispara a esa persona en la cabeza.

Después de dispararle a la presentadora de MSNBC Rachel Maddow, al Rep. Adam B. Schiff (D-Calif.) y a Slate, Trump intenta dispararle al difunto senador John McCain (R-Ariz.), pero no tiene balas. En cambio, usa su arma para asestar un golpe brutal en la nuca de McCain.

El ataque continúa con Trump persiguiendo a algunos de sus detractores más destacados. Apuñala a la actriz y comediante Rosie O’Donnell y golpea repetidamente a la representante Maxine Waters (D-Calif.). Luego dispara a Mika Brzezinski y al senador Mitt Romney (republicano de Utah), y luego ataca a Hillary Clinton con un arma.

Cristiano Lima: “Tomó 5 segundos para encontrar ese video horriblemente violento” Trump mata a las noticias falsas en YouTube y Facebook. Un clip de YouTube ya tiene más de 87,000 visitas“.

El video meme es una manifestación profundamente inquietante de los constantes ataques del presidente contra la prensa libre y su denigración como “parcializada” y “falsa” por su insistencia en cubrir con precisión sus infinitos crímenes y escándalos frecuentes. El propio presidente tuiteó memes de video similares, aunque menos violentos e inflamatorios, desde su propia cuenta de Twitter, incluido uno que lo muestra golpeando aCNN” en un combate de lucha libre.

Los organizadores del evento afirman, como era previsible ignorancia de que algo así se iba a mostrar y condenaron el video. “El contenido fue enviado por terceros y no fue asociado ni respaldado por la conferencia en ninguna capacidad oficial. American Priority rechaza toda violencia política y tiene como objetivo promover un diálogo saludable sobre la preservación de la libertad de expresión. Este asunto está bajo revisión”, dijo el organizador del evento, Alex Phillips.

CNN cerró el video en una poderosa respuesta de Twitter.

Comunicaciones de CNN: “Declaración de CNN sobre el video que se mostró en la conferencia de seguidores de Donald Trump en el resort Trump de Miami la semana pasada”: 

“Lamentablemente, esta no es la primera vez que los seguidores del Presidente han promovido la violencia contra los medios de comunicación en un video que aparentemente les parece entretenido – pero este es con toda seguridad el peor de todos. Las imágenes mostradas son viles y horribles. El Presidente y su familia, la Casa Blanca, y la Campaña de Trump deben denunciarlo inmediatamente en los términos más contundentes. Cualquier cosa que no sea eso, sería una aprobación tácita de la violencia y no debería ser tolerada por nadie”.
.


.

Si bien el propio Trump no estuvo presente, su hijo Don Jr., el gobernador de Florida Ron DeSantis y la exsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, hicieron apariciones en la conferencia. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, ofreció tibiamente una “condena” en Twitter:

Stephanie Grisham: “Re: sobre el video reproducido durante el fin de semana: Donald Trump aún no ha visto el video, lo verá en breve, pero en base a todo lo que ha escuchado, condena enérgicamente este video”.

El incidente del video es una visión extraña y mórbida de las líneas rápidamente borrosas entre la campaña de Trump y sus legiones de seguidores irreverentes y cada vez más agresivos. Si bien es aterrador pensar en eso, existe un peligro muy real de que los constantes ataques del presidente contra los medios de comunicación algún día puedan pasar de la retórica a la realidad, especialmente cuando sus fanáticos se ven animados con fantasías violentas como esta que se exhiben en eventos pro-Trump.