Durante el juicio político de Donald Trump en el Senado, los demócratas han estado proyectando nuevas imágenes de la insurrección del Capitolio. Descrito por numerosos medios y comentaristas como “escalofriantes“, los videos fueron tomados de la vigilancia de seguridad y muestran a la mafia del MAGA participando en cánticos violentos y agrediendo brutalmente a los oficiales de policía del Capitolio.

Los videos también revelaron que las acciones heróicas de la policía del Capitolio fueron las que impidieron que el asedio mortal terminara aún más trágicamente. Nos enteramos de que el senador Mitt Romney (R-UT) pudo haberse enfrentado cara a cara con un grupo de insurrectos, lo cual quien sabe cómo hubiera terminado, si no hubiera sido por un oficial que le advirtió de su acercamiento.

Aaron Rupar: No había visto estas imágenes de seguridad de oficiales peleando con alborotadores antes.

Aaron Rupar: aquí hay imágenes inéditas de los senadores estadounidenses siendo evacuados justamente a la vuelta de una esquina de donde estaban los alborotadores.

.

.

Después de ver las imágenes profundamente perturbadoras, es difícil entender cómo alguien podría estar en contra de responsabilizar a Trump por el terror que desató. El ex presidente convenció a sus partidarios de que un golpe demócrata le estaba robando las elecciones, los enfureció y luego los arrojó al Capitolio.

Todas las muertes y heridas que siguieron están en sus manos y los republicanos que se nieguen a votar por la condena durante este juicio serán recordados como cobardes partidistas de la peor clase. Desafortunadamente, parece que a muchos de ellos simplemente no les importa.

Manu Raju de CNN informa que, si bien varios senadores republicanos parecen haber sido conmovidos por las nuevas imágenes, parece poco probable que se pronuncien contra Trump. El senador Mike Braun (IN) dijo que está tan conmovido como antes de ver el video, aparentemente indicando que todavía votará para absolverlo porque cree que “el proceso es defectuoso en primer lugar“.

El senador Ron Johnson (WI) dijo que cualquiera se sentiría afectado por las imágenes, pero que culpa a los propios alborotadores de la violencia, no a Trump. El argumento es popular entre los políticos republicanos sin valor en este momento, aunque se desmorona en el momento en que se considera lo que hubiese sucedido si Trump no hubiera impugnado las elecciones y no hubiera instado a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio.

La respuesta, por supuesto, es que no habría pasado nada, no habría habido insurrección y se habría mantenido nuestra tradición de una transferencia pacífica del poder.

No tengo nada para ti ahora“, le dijo a Raju el senador John Cornyn (TX), un político cobarde y confiablemente pro-Trump, que de alguna manera se las arregló para dar una respuesta aún peor que Johnson.

La senadora Lisa Murkowski (AK), quien Raju señaló que probablemente votará para condenar, admitió que la evidencia hasta ahora ha sido “bastante condenatoria“. El hecho de que ella fuera la única con la que habló y que estaba dispuesta a admitir la probable culpabilidad de Trump es una acusación poderosa contra el Partido Republicano.

Este partido está más allá de la redención en este punto y sus miembros deben ser destituidos por votación para que las personas que realmente defenderán nuestra democracia puedan asumir el control.

Manu Raju: Varios senadores republicanos dejan en claro que ven las imágenes como escalofriantes y están conmovidos por lo que vieron, pero están diciendo que no cambiarán sus planes de votar para absolver.

“De la misma forma que las veía antes”, me dijo el senador Mike Braun cuando se le preguntó si estaba conmocionado.

Manu Raju: Braun agregó: “Cuando piensas que el proceso es defectuoso en primer lugar es difícil votar para condenar”.

“¿Quién no estaría sacudido?” dijo el senador Ron Johnson. Pero agregó que culpa a los alborotadores, no a Trump.

.

.

Manu Raju: El senador John Cornyn, generalmente muy hablador, me dijo: “Ahora no tengo nada para ti”.

La senadora Lisa Murkowski, que probablemente condenará, dijo que “la evidencia que se presentó hasta ahora es bastante condenatoria”.

Manu Raju: Murkowski me dijo: “No veo cómo Donald Trump podría ser reelegido para la presidencia” cuando se le preguntó si estaba preocupada por las ramificaciones si el Senado no prohíbe a Trump postularse nuevamente.

.

.

Lo que sí está claro es que Trump está a punto de salirse una vez más con la suya, y que en su refugio de Florida debe estar diciendo: “No me acusen de haberles comido el cerebro, porque ellos nunca tuvieron uno“.