El ex Presidente Barack Obama ha sido notablemente comedido en sus comentarios sobre la situación política actual, incluso cuando Donald Trump hace todo lo que está en su poder para borrar todos los vestigios del legado de Obama en los Estados Unidos y el mundo.

La demostración más reciente de animosidad racial de Trump, sin embargo, ha empujado al ex presidente a hacer uno de sus comentarios más abiertos, aunque un tanto indirectos, sobre la administración de Trump cuando reenvió un artículo de opinión del Washington Post titulado “Somos afroamericanos, somos patriotas, y nos negamos a quedarnos de brazos cruzados”, que fue firmado por 148 afroamericanos que habían trabajado en la administración Obama.

Obama expresó orgullo por lo que su antiguo equipo había logrado mientras trabajaban para él, pero estaba aún más orgulloso del hecho de que continuaban luchando por la justicia y por mejorar nuestra nación, ya que compartió un enlace al ensayo de opinión conjunta.

Barack Obama: “Siempre me sentí orgulloso de lo que este equipo logró durante mi administración. Pero más que lo que hicimos, estoy orgulloso de cómo continúan luchando por un Estados Unidos que sea mejor”.

Opinión | Somos afroamericanos, somos patriotas y nos negamos a quedarnos sentados sin hacer nada.
Ser testigo del aumento de racismo en nuestro país ha proporcionado combustible para nuestro activismo.
.


.

El ensayo obtuvo una considerable atención de los medios cuando The Washington Post lo publicó anoche debido a la promesa de los veteranos de Obama de oponerse al “racismo, sexismo, homofobia y xenofobia … ejercido por el presidente y cualquier funcionario electo para envenenar nuestra democracia“.

El artículo de opinión atacó a Trump por sus tweets racistas hacia las cuatro miembros del “escuadrón“: la congresista Ilhan Omar (D-MN), Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY), Ayanna Pressley (D-MA) y Rashida Tlaib (D-MI) – para “regresar y ayudar a reparar los lugares totalmente rotos e infestados de delitos de donde vinieron“.

Los ex funcionarios de Obama no pudieron dejar que el pretendiente a la oficina presidencial se saliera con la suya sin reprenderlo.

“Realmente no hay nada más antiestadounidense que pedir a los conciudadanos que abandonen nuestro país, citando sus raíces de inmigrantes, su ascendencia o su falta de voluntad para sentarse en obediencia silenciosa mientras se socava la democracia”, escribieron, prometiendo su apoyo a “El escuadrón” y cualquier otra persona atacada injustamente por Trump y sus seguidores por su origen étnico o color de piel.

Fue un sentimiento respaldado con entusiasmo no solo por Barack Obama sino también por su esposa Michelle, quien envió su propio tweet para denunciar los sentimientos racistas de Trump poco después de que enviara sus tweets originales para atacar a las cuatro congresistas de color.

Michelle Obama: “Lo que verdaderamente hace grande a nuestro país es su diversidad. He visto esa belleza de muchas maneras a lo largo de los años. Ya sea que nacamos aquí o busquemos refugio aquí, hay un lugar para todos nosotros. Debemos recordar que no es mi América o tu América. Es nuestra América”.
.


.

Con suerte, el tuit del presidente Obama anuncia hoy un retorno al activismo político frente a los desafíos abrumadores que las políticas regresivas de la administración Trump ahora plantean para el país.

Con solo llamar la atención sobre las palabras contundentes de su antiguo personal, Barack Obama ya ha tenido un efecto significativo en el panorama político. Sin embargo, esperemos que continúe hablando en este momento cuando se necesita su voz más que nunca.