Después de meses de su evidente mal comportamiento, el Departamento de Justicia acaba de ceder ante las demandas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes para proporcionarles la evidencia clave sobre los delitos imputables a Trump en el Informe Mueller.

La Cámara de Representantes planeaba celebrar una votación mañana para retener al Procurador General Bill Barr en desacato criminal ante el Congreso por negarse al proceso obligatorio de entregar informes y materiales no redactados.

El reciente acuerdo permitirá a los demócratas de la Cámara acceder sin restricciones al Volumen II del informe no redactado de Mueller y su evidencia subyacente, todo lo cual prueba que el presidente Trump obstruyó la investigación del Fiscal Especial sobre la interferencia rusa en las elecciones. El presidente del Comité Judicial de la Cámara, Jerry Nadler (D-NY) emitió una declaración oficial:

“Me complace anunciar que el Departamento de Justicia ha acordado comenzar a cumplir con la citación de nuestro comité abriéndonos los archivos más importantes de Robert Mueller, proporcionándonos evidencia clave que el Asesor Especial utilizó para evaluar si el Presidente y otras personas obstruyeron la justicia o estaban comprometidos en otra mala conducta.

El Departamento compartirá el primero de estos documentos con nosotros más tarde hoy. Estos documentos nos permitirán cumplir con nuestros deberes constitucionales y decidir cómo responder a las alegaciones formuladas contra el Presidente por el Consejo Especial “.

Es un cambio sorprendente para el presidente Trump poco más de un mes después de que él y Barr declararon erróneamente que todo el Informe Mueller estaba exento de ser divulgado al Congreso bajo la doctrina del privilegio ejecutivo.

El privilegio ejecutivo es una exención muy restringida a los requisitos de la Casa Blanca para cumplir con las citaciones de los tribunales, protegiendo de la divulgación las deliberaciones y comunicaciones presidenciales, especialmente sobre seguridad nacional.

Un ex abogado del Comité Judicial de la Cámara de Representantes calificó los reclamos de privilegio de Trump tan falsos como los de Nixon.

El mes pasado, el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes emitió una citación bipartidista respecto a los materiales de inteligencia y evidencia subyacente principalmente sobre los ataques de Rusia a nuestra elección, que forman el Volumen I del informe.

El Departamento de Justicia (DOJ) llegó a un acuerdo con el presidente del Comité de Inteligencia, Adam Schiff (D-CA), el 22 de mayo, y esta semana, el comité planea realizar audiencias públicas sobre las ramificaciones de contrainteligencia de la investigación del Asesor Especial.

Independientemente del reciente acuerdo entre el DOJ y el comité del Representante Nadler, la Cámara de Representantes aún está planeando una citación por desacato civil hoy contra el Fiscal General Bill Barr por su negativa a proporcionar muchos otros registros solicitados por la Cámara.

Esto se debe a que la administración Trump está tratando de agregar una pregunta de ciudadanía al próximo Censo, para obtener una ventaja política puramente racista para los “republicanos blancos“, y tanto Barr como el secretario de Comercio Wilbur Ross se niegan a proporcionar al Congreso más registros sobre su dudoso plan.

Sin embargo, este mencionado acuerdo del Departamento de Justicia para entregar evidencia de las transgresiones del presidente Trump es un hito importante.

Esto enviará más datos del Informe Mueller ante el Congreso, que se ha acercado un gigantesco paso adelante para iniciar una investigación formal de juicio político que podría validar la paciente estrategia de la Presidenta Nancy Pelosi para tratar con el primer presidente criminal de Estados Unidos.

Aquí está el resto de la declaración oficial del presidente del Comité Judicial, Nadler:

(((Rep. Nadler))): “Hoy anunciamos un acuerdo con el Departamento de Justicia para las pruebas del Reporte Mueller de una posible obstrucción presidencial. El Comité Judicial de la Cámara obtendrá pruebas clave que subyacen en la investigación del Asesor Especial”.
.


.