Los fiscales en el estado de Nueva York finalmente podrán tener en sus manos el Santo Grial de los muchos críticos y opositores de Donald Trump, sus declaraciones de impuestos altamente evasivas, después de emitir una citación a la firma de contabilidad del presidente exigiendo ocho años de sus impuestos personales y corporativos, según un artículo en The New York Times.

La oficina del fiscal de distrito de Manhattan emitió la citación hace varias semanas junto con el inicio de una investigación criminal sobre Trump y su negocio inmobiliario y el papel que desempeñaron en los pagos que se hicieron durante la campaña presidencial del 2016 a las dos mujeres del negocio del entretenimiento erótico con las que el presidente presuntamente sostuvo relaciones extra-matrimoniales.

Los pagos están siendo investigados como violaciones graves de las leyes de financiamiento de campañas y ya han resultado en la condena y encarcelamiento del abogado personal de Donald Trump, Michael Cohen, por su participación en el ilícito plan. Posteriormente, Cohen se volvió contra su antiguo empleador en la Organización Trump y ha estado cooperando con los fiscales federales y estatales que han investigado los resultados.

El fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr., ha solicitado que Mazars USA, la firma de contabilidad tanto para Trump como para su negocio de bienes raíces, entregue copias de sus declaraciones de impuestos federales y estatales personales y comerciales desde el 2011, dijeron las fuentes del Times.

A pesar de que Trump es ampliamente reconocido como el “Individuo # 1” que ordenó que el dinero secreto se pagara a Stormy Daniels y Karen McDougal, como se cita en los documentos de la fiscalía federal en el caso contra Michael Cohen que resultó en una declaración de culpabilidad del Abogado de la Organización Trump: el Departamento de Justicia anunció inexplicablemente que habían “concluido efectivamente” su investigación de cualquier delito posiblemente cometido por cualquier otra persona relacionada con los pagos en una presentación judicial del caso en julio.

El fiscal de distrito Vance ahora está investigando si alguna ley estatal se violó junto con los pagos secretos. Al menos parte de la investigación se refiere a si la Organización Trump dedujo erróneamente los pagos como un gasto legal, lo que violaría las leyes del Estado de Nueva York contra la presentación de registros comerciales falsos. Esa violación puede elevarse al nivel de delito grave, si se puede probar que la presentación falsa tenía la intención de “cometer u ocultar otro delito, como violaciones de impuestos o fraude bancario”.

El acceso a las declaraciones de impuestos de Trump y su empresa sería crucial para obtener dicha prueba y, a pesar de los arduos esfuerzos del presidente para evitar que las autoridades fiscales vean sus impuestos a través de numerosas demandas, es probable que los fiscales de Nueva York prevalezcan en cualquier batalla legal dado que no hay duda de que se cometió un delito después de la declaración de culpabilidad de Michael Cohen.

Según The Times, la firma de contabilidad de Trump, Mazars USA, afirma que “respetará el proceso legal y cumplirá plenamente con sus obligaciones legales“, pero también dijo que la política interna de la compañía y las reglas profesionales impiden que la compañía comente sobre su trabajo. Los comentarios de la firma de contabilidad, sin embargo, no descartaron ninguna acción legal que la compañía o los clientes a los que sirvió tomarían para bloquear la citación.

Si los fiscales de Nueva York tienen éxito en la obtención de las declaraciones de impuestos que se citan, no esperes que la información que contienen se haga pública en el corto plazo. Según las normas de secreto del gran jurado, solo se harían públicas si se presentaran como evidencia en un juicio penal.

Cualquier persona con ganas de jugar puede sentirse bastante seguro de que una apuesta de que eventualmente se presentarán cargos penales en relación con un caso que ya ha resultado en una condena será una apuesta ganadora. La gran pregunta sobre todo esto será el momento. Tendremos que esperar para ver en qué parte del ciclo electoral caerán los resultados de la investigación del fiscal de distrito de Manhattan y las decisiones de cargos antes de saber cómo afectará al presidente Trump y a su negocio familiar.

Una cosa es segura, de ahora en adelante habrá al menos un tweet del presidente en el que rechazará toda la investigación como una “Cacería de brujas” de “Noticias falsas“. Esa es una apuesta que está 100% garantizada.