Si Donald Trump tuvo algún interés en combatir su imagen como un partidario nacionalista blanco partidario de los deplorables de la ultra derecha neonazi que marcharon una vez en Charlottesville, las personas a las que repetidamente ha defendido de una manera vergonzosa después de que Joe Biden se lo señalara en el lanzamiento de su campaña, eso ya es historia y lo demostró con este tweet de ayer.

Donald J. Trump: “Felicitaciones a Nick Bosa por haber sido elegido número dos en la selección de la NFL. Serás un gran jugador en los próximos años, tal vez uno de los mejores. ¡Gran Talento! San Francisco te abrazará, pero lo más importante, siempre mantente fiel a ti mismo. ¡Haz que América vuelva a ser grande!
.


.

Lo que a primera vista parece ser un mensaje de felicitación bastante inocuo es, de hecho, cuando se examina en contexto, el ejemplo perfecto del racismo inherente de Trump.

Primero, uno debe preguntarse por qué el presidente está felicitando a quien resultó elegido número dos de la selección en lugar de a quien resultó primero en la muy anticipada elección de la NFL.

¿Podría ser porque la primera opción, el mariscal de campo de Oklahoma ganador del Trofeo Heisman, Kyler Murray, es afroamericano y Nick Bosa, el favorito de Trump, es un blanco partidario de Trump con una conocida inclinación por seguir las historias de los nacionalistas blancos en Twitter?

Mientras que los puntos de vista políticos de Bosa le valieron un gesto de asentimiento por parte del presidente, incluso el periódico local del equipo de la NFL que lo eligió, los Cuarenta y Nueve de San Francisco, sintió que la elección del ala defensiva era peligrosa fuera del innegable talento de Bosa para el deporte.

El San Francisco Chronicle citó el historial de Bosa en las redes sociales como una razón para la potencial hostilidad de los fanáticos del fútbol en la ciudad notoriamente progresista.

“Bosa eliminó recientemente los tweets en los que llamó a Colin Kaepernick “payaso”, se refirió a la música de Beyonce como “una basura completa” y llamó a “Black Panther” la peor película de Marvel. El jueves, el sitio web Blacksportsonline publicó hilos de Twitter que muestran a Bosa siguiendo y apreciando las cuentas de las publicaciones nacionalistas blancas. El feed de twitter @rzstprogramming mostró que Bosa retuiteó un tweet que se refiere a “crappernick” (la manera de usar el apellido de Kaepernick con la palabra inglesa “porquería“), según informó el periódico.

Ahora, todo eso suena a un hombre que fácilmente podría llegarle al corazón al presidente Trump.

La respuesta de Twitter a la descarada falta de consideración de Trump por la selección de un negro para el primer lugar a favor de su alma gemela política demostró que las implicaciones de la decisión del presidente sobre a quién elegir para el elogio no se pasaron por alto.

La negativa de Trump a ir más allá de reflejar el fanatismo de su base menguante es un buen augurio para los demócratas en la contienda presidencial del 2020. Con un índice de aprobación por debajo del 40% del país, su incapacidad para unir a la nación será el mayor obstáculo para Trump en su búsqueda de reelección, al menos si no ha sido destituido antes de esa fecha.