Mientras Donald Trump simpatizó aún más con los fascistas de lo que creías que podrías llegar a ver en medio de las manifestaciones rivales de los manifestantes neonazis y Antifa en Portland, Oregón, vale la pena recordar que la batalla contra los violentos matones de derecha se está librando en muchos frentes y en muchos países.

Con la controversia del Brexit que divide al Reino Unido entre aquellos que ven un futuro eurocéntrico globalista e inclusivo para la nación y aquellos que quieren cerrar las fronteras de la nación isleña a los extranjeros en su propia versión del muro de Trump, las animosidades entre la izquierda y la derecha en la división política en el Reino Unido son peores que nunca y cada vez más resultan en enfrentamientos violentos.

Lamentablemente, Owen Jones, columnista del respetado periódico británico The Guardian y autoidentificado socialista (cosa que en Europa nada tiene que ver con comunismo sino con las ideas de la social democracia) y antifascista, fué víctima de violencia premeditada perpetrada por matones de extrema derecha mientras celebraba su cumpleaños anoche.

Maltratado pero aún desafiante, publicó una cuenta del ataque no provocado en su cuenta de Twitter.

Owen Jones: “Esto es un poco dramático. Primero yo estaba bien, pero anoche, -cuando celebraba mi cumpleaños-, mis amigos y yo fuimos atacados en un asalto premeditado”.

Owen Jones: Seis de nosotros salimos del bar a las 3am y mientras nos despedíamos a unos 30 metros del mismo, un grupo de 3-4 hombres salió del bar, se me echaron encima, me patearon en la espalda, me lanzaron al suelo, golpeando mi cabeza y pateándome. Mis amigos recibieron golpes tratando de defenderme.

.

.

Jones atribuye los ataques a su oposición conspicua y decidida a la derecha británica, que ha apoyado en gran medida la iniciativa Brexit como un medio para restringir las fronteras abiertas que la membresía de la Unión Europea implica para sus naciones constituyentes.

Su valentía ante el asalto físico que ha sufrido, así como su negativa a dejar que el ataque lo intimide para seguir trabajando para derrotar la agenda de extrema derecha de los Brexiteers, es una inspiración para los cruzados antifascistas en todo el mundo.

El hecho de que los grupos nacionalistas blancos en todo el mundo continúen empleando las mismas tácticas violentas indica un alto grado de coordinación entre las organizaciones fascistas de extrema derecha que debería preocupar a todos los que valoran la libertad y la inclusión, sin importar en qué país vivan.

Afortunadamente para Jones, estaba rodeado de amigos en el momento del asalto que lo ayudaron a luchar contra sus atacantes y también fueron atacados. El tweet final de su hilo fue un grito para esos defensores, cuando les escribió: “Ah y gracias a mis amigos quienes también fueron asaltados mientras me defendían y a quienes quiero mucho“.

Afortunadamente, las recientes manifestaciones en Portland no resultaron en violencia, pero con la participación de grupos nacionalistas blancos y rudos como los Proud Boys, se requerirá una enorme cantidad de esfuerzo por parte de las fuerzas del orden locales para evitar que estallen escaramuzas.