A medida que se imponen ordenanzas de máscara en todo Estados Unidos en un esfuerzo por ayudar a contener la propagación del coronavirus, una nueva forma de video viral ha surgido rápidamente a medida que las personas desquiciadas, generalmente blancas, reaccionan de manera escandalosa porque se les pida que hagan algo que podría beneficiar a alguien que no sea ellos mismos.

Algunas de las situaciones, como un video reciente de este fin de semana, presentan una violencia sorprendente. Una pareja de Nueva Jersey presuntamente agredió a un empleado en el Ocean County Mall el 9 de julio por este pedirles que se pusieran sus máscaras, escupieron a la persona y lo golpearon con un cinturón.

Patch.com  informa:

La víctima le dijo a la policía que un hombre y una mujer entraron a Zumiez, que vende patinetas y ropa, con sus máscaras colgando alrededor de sus cuellos.

La víctima, que trabaja en Zumiez, les dijo a los dos que necesitaban usar sus máscaras correctamente para poder comprar. Ella le dijo a la policía que el hombre se puso furioso, gritó, y tomó un cinturón y se le fue encima golpeándola con el cinturón, dijo Messina.

Cuando el hombre y la mujer salieron de la tienda, la mujer se dio la vuelta y le gritó a la empleada, luego la escupió, dijo Messina.

Los asaltantes no han sido identificados.

Este es solo el más reciente en una serie de reacciones violentas de los tipejos indeseables que están contra las máscaras.

Realmente habla de cómo incluso los problemas más peatonalescitidianos se han politizado en la era de Trump, hasta el punto de que una preocupación básica por la seguridad pública y la vida de las personas a su alrededor es de alguna manera un  tema controvertido.