La única cosa que preocupa a Trump y su equipo es poder quedarse en el poder 4 años. más. Ahora, como parte de un intento desesperado y desafortunado de convencer al pueblo estadounidense de que todo está super bien para las elecciones del 2020, la administración trump está presionando para reabrir imprudentemente las escuelas en el otoño a pesar de la actual pandemia de COVID-19.

La caricatura infrahumanoide que tenemos de presidente ha estado tuiteando sobre esto regularmente y todos sus pequeños secuaces han estado imitando su retórica peligrosa, claramente mucho más interesados ​​en mantener sus trabajos que en proteger las vidas de los niños.

Y luego, la multimillonaria a la que el cargo interesa sólo para ver qué más beneficios puede sacara para ella y su clase, la Secretaria de Educación, Betsy DeVos, siempre un soldado leal para este desastroso presidente, salió a la televisión este fin de semana para repetir las llamadas del presidente para la reapertura de las escuelas. Al igual que Trump, ella se deshonró totalmente al descartar las pautas de reapertura de los CDC como “flexibles“.

La muy desagradable señora DeVos no logró articular por completo cómo ella y su jefe tienen la intención de mantener a los estudiantes a salvo, presumiblemente porque tienen pocos o mejor dicho ningún plan para hacerlo. Para ellos, lo único que importa es que las escuelas abran. Lo que sucede después de eso parece no ser de interés para ellos.

Sin embargo, tenemos suerte de que el país todavía tenga algún liderazgo político competente en su lugar. La representante Ayana Pressley (D-MA) retuiteó un clip de la vergonzosa aparición en CNN de DeVos y la criticó por no tener un plan para reabrir de manera segura. Pressley afirmó correctamente que los maestros, los padres y sus hijos tienen miedo de morir.

No confiaría en ti para que cuides una planta de la casa y mucho menos a mi hijo“, concluyó Pressley, resumiendo brutalmente los sentimientos de innumerables padres estadounidenses que observan con horror cómo esta administración marcha hacia la reapertura.

En este momento no hay razón para escoger las palabras con las que criticar a esta administración, las vidas de los niños están en juego aquí y todos los adultos sanos tienen que ponerse de pie y abogar por nuestros estudiantes. DeVos y Trump están priorizando sus propios intereses políticos sobre la salud y el bienestar de este país y, al hacerlo, han dejado en claro que destituirlos de su cargo en noviembre es un problema de vida o muerte para la ciudadanía estadounidense.

Ayanna Pressley:. Betsy DeVos no tienes ningún plan. Los maestros, los niños y los padres temen por sus vidas. Tu apuntas a un sector privado que ha puesto las ganancias sobre las personas y se ha cobrado la vida de miles de trabajadores esenciales. No confiaría en ti para cuidar una planta de la casa y mucho menos a mi hijo.

.

.