Nadie nunca habría imaginado una disputa entre el presidente de los Estados Unidos y una activista climática de 17 años como Greta Thunberg , lo cual, por cierto, es uno de los espectáculos secundarios más vergonzosos de la era Trump.

Aún si decididmos ignorar la enorme brecha en cuanto a la edad y el poder de los dos, la peor parte es que Trump está tan claramente equivocado en este tema y que Greta tiene toda la razón.

Lo que está sucediendo con el cambio climático representa una amenaza existencial para la humanidad y una sencilla niña está haciendo más para combatirlo que el ostensible líder del mundo libre, un hombre que en el pasado afirmó que el cambio climático no era más que un “engaño” propagado por los chinos.

Recientemente, el secretario del Tesoro y execrable lacayo de Trump, Steven Mnuchin, disparó la última descarga de la administración a Greta Thunberg. Mientras hablaba con los periodistas en el Foro Económico Mundial de Davos, bromeó fingiendo no saber quién era ella en un esfuerzo por ignorarla a ella y a su movimiento.

“Greta Thunberg ha pedido una desinversión en el sector público y privado de las compañías de combustibles fósiles. ¿Eso representa una amenaza para el crecimiento económico de Estados Unidos? ”, preguntó un reportero, según  CNN.

“¿Es ella la economista jefe, o quién es ella? Estoy confundido”, se burló Mnuchin. “Es una broma. Después de que ella vaya y estudie economía en la universidad, puede regresar y explicarnos eso”, agregó, reuniendo un asombroso nivel de arrogancia para un hombre que sirve en la Casa Blanca más desastrosa de la historia de Estados Unidos.

Thunberg, que nunca se amilana por miedo ante el poder, respondió rápidamente en Twitter, mostrando el ingenio que ha ejercido una y otra vez contra Trump y sus lacayos.

“Mi año sabático termina en agosto, pero no hace falta un título universitario en economía para darme cuenta de que nuestro presupuesto restante de carbono de 1,5 ° y los actuales subsidios e inversiones en combustibles fósiles no cuadran”, tuiteó.

Para rematar con la fundamentación de su posición, adjuntó un video de Carbon Brief que muestra los efectos de las emisiones en la temperatura global a lo largo del tiempo. Es un gráfico aleccionador y uno que la administración Trump haría bien en estudiar hasta que les entre el mensaje a través de su grueso cráneo trumpiano: el mundo está en grave peligro.

Mi año sabático termina en agosto, pero no hace falta un título universitario en economía para darme cuenta de que nuestro presupuesto restante de 1,5 ° de carbono y los actuales subsidios e inversiones en combustibles fósiles no cuadran. 1/3

.

.

Greta dió continuidad al primer tweet con un desafío.

“Entonces, usted nos dice cómo lograr esta mitigación o explica a las generaciones futuras y a aquellos que ya están afectados por la emergencia climática por qué deberíamos abandonar nuestros compromisos climáticos”, agregó.

Como de costumbre, Greta Thunberg sale de otro entronconazo con la administración Trump como el claro vencedor. Los republicanos se han equivocado o mentido sobre el cambio climático durante décadas para apaciguar a sus donantes de combustibles fósiles. Se requerirá la votación masiva de los demócratas en el 2020 para cambiar las cosas. Solo entonces el gobierno de EE. UU. comenzará a tratar las advertencias nefastas como las que propugna Greta con la seriedad que tan claramente se merecen.

Entonces, usted nos dice cómo lograr esta mitigación o explica a las generaciones futuras y a aquellos que ya están afectados por la emergencia climática por qué deberíamos abandonar nuestros compromisos climáticos. 2/3

.

.