En la medida que avanzan las primarias demócratas crecen las expectativas y se caldean los ánimos, pero mientras unos se basan solo en slogans, otros hacemos números. Y ese es el caso que hoy nos ocupa. El sitio web FiveThirtyEight.com (que toma su nombre por la cantidad de miembros del Colegio Electoral, 538) es para las encuestas casi lo mismo que Google es para las búsquedas en línea. Su metodología no se basa en una única encuesta, sino que sus poderosos algoritmos “mezclan” y analizan los resultados de múltiples encuestas de las más serias fuentes, simulan la elección de que se trate 10,000 veces cada vez que actualizan el sitio en una casi prodigiosa ponderación de probabilidades. No son adivinos, no son perfectos, pero acumulan un rico historial de acierto tras acierto.

En vísperas del Super Martes, que se llama así porque 15 estados y territorios están votando el 3 de Marzo por su candidato preferido, los del 538 han vuelto a “tirar los caracoles“, esta vez muy unidos con ese otro gran monstruo de la opinión pública: Ipsos. Y según esta reciente Tabla de ayer 26 de febrero de 2020, están prediciendo desde ya el ganador, con un margen tan amplio, que incluso si llegaran a equivocarse en un pequeño porcentaje, resultaría ser la misma persona: el Senador Bernie Sanders.

.

.

El que más se acerca es el ex Vicepresidente Biden, pero si no la hace bien en Carolina del Sur el próximo sábado, lo más seguro es que su larga carrera política haya terminado. Buttigieg (el Alcalde Pete) de tanto querer estar a bien con Dios y con el Diablo, no ha logrado convencer a nadie, sobre todo a los negros y los latinos de que dado el caso, peleará por ellos, pues con sus posiciones “centristas” pues bien puede decidirse por los que más tienen, sobre todo si tienes en cuenta las jugosas donaciones que de ellos ha aceptado.

Quien está lejos de Bernie Sanders, pero aún puede avanzar un poco en el pronóstico es el también ex Alcalde Bloomberg, que está tratando de pavimentar de dólares (cientos de millones) las avenidas de esos 15 estados y territorios, saturando con sus anuncios poco motivadores la televisión nacional y las locales. Parece ser que se le ha olvidado que el dinero compra muchas cosas. Muchas. Casi todo. Pero no todo. Los negros y latinos no olvidamos muy fácilmente cuando ideó poner a nuestros hermanos contra la pared y registrarlos burdamente. Tampoco nos tragamos el anzuelo de que todo su dinero ha sido hecho con “puro esfuerzo propio“, aún cuando sea cierto que he hecho importantes donaciones a causas sociales, y no menos cierto que no quiere mostrar sus declaraciones de impuestos.

La Senadora Warren, la Senadora Klobuchar e incluso el Alcalde Pete, un joven brillante que aún tiene que definir de verdad muchas de sus posiciones para calar en la gente, todos son personas muy buenas, con muy buenas intenciones y esperemos que ocupen alguna posición en la política futura, pero no han mostrado estar a la altura del gigante Bernie cuando de presidencia se trata.

En cuanto a la distribución de delegados (en ese extraño esquema electoral de los demócratas) que cada cual puede llegar a recibir en el Super Martes, Bernie tendría casi el doble (587) de quien más se le acerca (Biden con 305), o sea que igualmente considerando todo margen de error y los cambios que puedan ocurrir en los siguientes 6 días, Bernie Sanders será el gran ganador de esa gran noche.

.

 

.

O sea, mejor nos vamos acostumbrando a la idea de que vamos a tener que hablar con nuestros amigos, con nuestros colegas en el trabajo, con nuestros vecinos y demás personas que conozcamos y explicarles por qué la gente apoya tanto a Bernie Sanders, por qué hay que garantizar que todo el que pueda votar, vaya a las urnas y no sólo exprese su rechazo al peor presidente de la historia estadounidense, Donald Trump, sino su apoyo a Bernie y, sobre todo, al movimiento que ha sido capaz de impulsar alrededor suyo, que es quien va a ser el verdadero protagonista de los cambios que tanto queremos, que tanto necesitamos. Y que están más cerca que nunca.

.

NOTA: Mantente muy al tanto, pues en estos días estaremos publicando sobre las causas que han motivado ese enorme apoyo a Sanders y cómo prepararnos no sólo para ganar, sino también para todos los cambios que habrá que emprender una vez lleguemos con él a la Casa Blanca.