¿Alguien puede decirme dónde Rosa María Payá compra sus “máscaras” para no comprar las mías de la misma marca? Ahora resulta que este magnífico ejemplar de los “contras” cubanos, después de haber desgastado sus papilas gustativas lamiendo las botas de Trump, pretende que ella, la ridícula MINORÍA que la secunda y la llamada “oposición” en la Isla, son los verdaderos interlocutores del pueblo cubano.

Y en disparatado despliegue de su sapiencia extraordinaria le “enseña” a Biden que él tiene “una gran oportunidad de ayudar a los cubanos”, pero si va “más allá de los enfoques de Obama y Trump“.

Los Dioses del Olimpo no me concedieron tanta inteligencia para entender semejantes giros de 720 grados: ¿está diciendo que tanto el enfoque de su odiado Obama como el de su ídolo Trump estuvieron igualmente errados y que el de Biden puede ser el “bueno” sólo si la escucha a ella y sus “contras“?

Hay muchas cosas erróneas en ese “brillante” ensayo de Rosa María, incluyendo algunas mentiras que de tan burdas casi dan risa, pero no reúnen siquiera suficiente mérito para ser rebatidas. Por eso, aunque te cueste creerlo, además de llamar la atención sobre el descalabro de la “¿lógica?” con que pretende igualar las políticas de Trump (muy fallidas) y las de Obama (que no llegaron a lo que se necesitaba, pero ayudaron a consolidar muchos cambios positivos en la Isla), voy a enfocarme exclusivamente en una realidad a medias y una gran VERDAD que ha dicho tan distinguida dama. ¿Rosa María diciendo verdades? Pues sí amigos, y ya se los demuestro.

Primero, le dice a Biden que “cada vez más cubanos expresan su necesidad – y deseo – de libertad“. Cierto. “Cada vez más“, significa que ayer eran más que anteayer, y hoy más que ayer. Lo que convenientemente no dice es que anteayer eran 100 o 200, ayer 101 o 201 y hoy son 3 o 4 más de los que ya había, aún en medio de todo lo que los “patriotas del jamón y el aire acondicionado” están haciendo desde Miami para intentar incrementar su número.

¿O soy yo el equivocado y son varios cientos? ¿O quizás 1,000? Puede ser, unos de verdad descontentos y otros muy “motivado$$$” desde la otra orilla. Pero Rosita querida, ¡en Cuba viven 11 MILLONES de cubanos! ¿Por qué Biden debería escuchar al 0.001% de los cubanos por encima del 99%? O quizás yo me equivoque y esos que claman “libertad” (algo bastante indefinido, por cierto) son el 3%, o el 4% o el 5%. Puede ser, pero… ¿por qué ese 5% debería valer más y ser escuchado por encima del otro 95%? Parece que vas a tener que darle muchas, muchas lecciones de lógica y matemáticas a mi Presidente para que te entienda.

Pero la GRAN VERDAD de nuestra ilustre caricatura de Juana de Arco (y que me perdone La Doncella de Orleans) llega resumida en dos líneas de extraordinaria sabiduría: “Biden debería escuchar directamente al pueblo cubano que vive en la Isla, así como a aquellos que se vieron obligados a exiliarse en Estados Unidos“. Cierto, Rosa, mil veces cierto. ¡TE LA COMISTE!, diría un buen cubano haciendo gala de nuestras tendencias antropofágicas.

Claro que Biden no tiene por qué escuchar a los “contras” que son una MINORÍA, sino a los 11 millones de cubanos que viven allí, en ese Verde Caimán asediado, pero jamás doblegado. Y a los cientos de miles de cubanoamericanos que ponemos a la familia por encima de las ideologías y clamamos que se restablezcan los trámites consulares en la Embajada de USA en La Habana, las remesas, los vuelos a las provincias, que se saque a Cuba de la lista en la que no incluyeron a quienes tanto lo merecían: Trump y los asaltantes al Capitolio (la de los “terroristas“); y que se acabe de una vez por todas la criminal y obsoleta guerra comercial, diplomática y mediática contra ese país que una vez también fuera tuyo y de quienes te apoyan. Un pueblo que aún con todo el daño que ustedes le hacen, no les odia, sino que está dispuesto a extender su mano y abrir su corazón a todo el que ayude sin reclamos y abrace sin condiciones.

Por si tienes alguna duda, aún con el temor que mucha gente todavía siente debido a los rabiosos y anti democráticos ataques de tus simpatizantes, date una vuelta por Miami los últimos domingos de cada mes, para que veas una Caravana pidiendo “El Fin del Bloqueo Por la Familia Cubana“, iniciada por “El Protestón Cubano“, pero a la que, para emplear tus propias palabras, cada vez se suman más cubanos, ya sobrepasando en esta última los 100 autos y bicicletas.

O ve y busca en Facebook los “Puentes de Amor” del Profesor Carlos Lazo con 45,000 seguidores, o el de Cubanos por el Levantamiento del Embargo con 44,000 seguidores o puedes visitar la Plataforma Digital NoEmbargoCuba.com, la que en sólo 35 días de creada ya tiene 21,000 Miembros (y sigue creciendo a razón de más de 1,000 por día), quienes -de manera voluntaria, en una campaña de pueblo a pueblo-, han subido sus fotos personales o con sus familias, pidiendo al Presidente Biden que termine con el bloqueo, aunque en esta campaña se utiliza el término “embargo“, que es como lo identifican los estadounidenses.

Y si aún no eres capaz de darte cuenta de A QUIEN BIDEN VA A ESCUCHAR, pues intenta mirar hacia dentro de tu alma, esa que por mucho que te hayas empeñado en borrar, seguramente sembraron en tí tus padres, y pregúntate de qué lado está la razón, si de los que rechazan, venden y ODIAN a su propio pueblo, o del lado de los que tienden PUENTES DE AMOR, extienden una mano amiga al pueblo estadounidense, y le invitan a entonar juntos este imparable himno de JUSTICIA y HUMANIDAD:

#NoEmbargoCuba

.

Ella es uno de los 20,000 Miembros de NoEmbargoCuba.com

.

Nota: Si simpatizas con esta causa y quieres ayudarnos a demostrar que la MAYORÍA de los cubanos, de los cubanoamericanos, de los cubanos que viven en otros países y de las personas dignas y buenas del mundo rechazan el criminal bloqueo / embargo estadounidense a esa Isla Bella, por favor, únete ahora a la Plataforma Digital NoEmbargoCuba, haciendo clic AQUÍ. Y luego firma la petición del Profe Lazo al Presidente Biden haciendo clic AQUÍ.

.