Ni siquiera ha pasado un día completo desde que el candidato demócrata Joe Biden anunció que la senadora de California y ex fiscal general Kamala Harris será su vicepresidenta, y Harris ya soportó un repulsivo aluvión de racismo, misoginia y mentiras descaradas del presidente Trump y sus compinches. Apenas unas horas después de que se conociera la noticia, Trump la criticó en una conferencia de prensa por considerarla “extraordinariamente desagradable” y publicó anuncios que la calificaban de “falsa” y de “izquierdista radical“.

Si bien eso era de esperar, aumentó el racismocuando su propia identidad se convirtió en un saco de boxeo por los oportunistas derechistas. En el episodio de ayer de FOX and Friends , la copresidenta de “Black Voices for Trump”, Stacy Washington, atacó a Kamala por no ser lo suficientemente negra y la acusó de ser descendiente de propietarios de esclavos.

Al relatar el infame momento del debate en las primarias cuando Kamala criticó a Biden por su oposición a la integración escolar, Washington dijo que “ella le arrancó la piel, lo asó y se lo almorzó por el hecho de que él se opuso a los autobuses en su día. Y ella era una niña pequeña que fue trasladada en autobús a otro distrito escolar … así que realmente ha jugado con la idea de que es una estadounidense negra tradicional como yo y muchos otros que nos cuentan entre los millones de personas negras que descienden de esclavos. … Pero ella no desciende de esclavos. Ella desciende de dueños de esclavos … Joe Biden eligió a Kamala Harris porque es una mujer negra, pero para la mayoría de los estadounidenses negros, no lo es “.

.

Las palabras de Stacy Washington fueron solo las últimas de lo que obviamente es una campaña coordinada, liderada por el notorio conspiracionista y revisionista histórico Dinesh D’Souza, del equipo de Trump impenitentemente racista para socavar su credibilidad con los votantes afroamericanos, como la narrativa ha sido ferozmente promovida a través de las esferas de las redes sociales de derecha durante las últimas doce horas.

Dinesh D’Souza: Estos son los nombres de los más de 200 esclavos propiedad del antepasado de Kamala Harris, Hamilton Brown, en Jamaica en 1817. Brown, uno de los mayores plantadores de Jamaica, ahora tiene un pueblo que lleva su nombre, Brown’s Town.

.

.

Dr. Gina – America’s Voice News: ¿Por qué contorsión de la lógica puede uno ser
1/2 indio,
1/2 jamaicano
con dos bisabuelas blancas (al menos una de las cuales descendía de un prominente dueño de esclavos)

… y llamarse a sí mismo “afroamericano?”

.

.

Media Matters: Una invitada de Fox News dice que Kamala Harris no debería ser considerada “afroamericana” porque “ella es heredera de “dueños de esclavos”.

.

.

El racismo alegre que acompaña a la narrativa es repugnante de contemplar:

Glen Woodfin: Kamala Harris proviene de una familia racista de dueños de esclavos y traficantes de esclavos de Jamaica. Su familia solo se parece un poco a los afroamericanos, pero son indios jamaicanos que esclavizaron africanos con fines de lucro. Ahora la Sen. Kamala Harris quiere dirigir la “Plantación demócrata”.

.

.

La identidad racial y étnica de una persona es algo complejo y muy personal que rara vez encaja en las categorías convenientes en las que a los racistas les gusta clasificar a las personas. La senadora Harris puede ser negra, india, jamaicana y estadounidense al mismo tiempo si quiere serlo, y nadie, especialmente las personas que apoyan al hombre que arrojó niños hispanos a campos de concentración, puede decirle lo contrario.

Pero lo que la derecha realmente pierde en sus intentos de socavar su “negritud” es la casi certeza de que Kamala Harris es “descendiente” de dueños de esclavos porque ese dueño de esclavos se colocó a la fuerza sobre una mujer que poseía como propiedad, un trauma generacional con el que demasiados estadounidenses negros se pueden identificar. También pueden sentir empatía por que sus identidades personales sean vigiladas de mala fe por personas blancas con motivaciones políticas.

La velocidad con la que el “Trumpworld” (el Mundo Trumpiano) ha recurrido a este tipo de difamaciones es evidencia de que la perspectiva de la senadora Harris en la campaña electoral es muy aterradora para ellos, y lo poco que tienen para enfrentarse a ella.