Avanza la investigación sobre los fatídicos hechos del pasado 6 de Enero y nos vamos enterando de cada vez más cosas que incriminan, directa o indirectamente, a Trump.

Recientemente, la representante Liz Cheney (R-WY) expuso una serie de mensajes de texto de propagandistas prominentes como Sean Hannity y Laura Ingraham enviados mientras se estaba desarrollando ese horrible asalto a nuestra democracia.

Esos dos presentadores de Fox han pasado desde Enero largas horas minimizando y desestimando el horrible ataque a nuestro Capitolio por parte de una multitud de partidarios enfurecidos de Trump, pero aquel día, los mensajes de texto filtrado muestran que esos dos leales trumpistas estaban profundamente perturbados por los eventos en la sede de nuestro Congreso y estaban suplicando al Jefe de Estado Mayor, Mark Meadows, que se asegurarase de que Trump los detuviera.

Liz Cheney se refirió y leyó integramente los mensajes de texto durante una audiencia de investigación sobre el ataque del 6 de enero. “Varios presentadores de Fox News sabían que el presidente necesitaba actuar de inmediato. Le enviaron mensajes de texto al Sr. Meadows y él entregó esos mensajes”, anunció el republicano de Wyoming.

El mensaje de texto de Laura Ingraham decía: “Mark, el presidente necesita decirle a la gente en el Capitolio que se vayan a casa. Esto nos está lastimando a todos. Está destruyendo su legado”.

Por su parte, el muy detestable Sean Hannity le pidió al presidente que interviniera directamente: “¿Puede hacer una declaración, pedirle a la gente que abandone el Capitolio?

.

.

Enfrentados con la vergüenza de que sus personajes en la pantalla sean expuestos como nada más que un acto cínico para irritar a los rubes, tanto Ingraham como Hannity fueron a sus programas y rápidamente hicieron berrinches y lloraron lágrimas de cocodrilo por ser víctimas de una campaña de desprestigio.

El tal Hannity tuvo incluso el descomunal descaro de salir al aire y quejarse de que en este país ya no hay “privacidad“, lo cual es exasperante escuchar de un hombre que pasó la mayor parte del 2020 discutiendo la vida sexual de Hunter Biden y mirando de reojo los mensajes de texto pirateados y las fotos del hijo del presidente luchando contra la adicción.

The Republican Accountability Project:
Sean Hannity está enojado porque Liz Cheney leyó su mensaje de texto a Mark Meadows el 6 de enero y pregunta: “¿Seguimos creyendo en la privacidad en este país? Aparentemente no.”

Luego exigió ver los mensajes de texto de toda la familia de Liz Cheney sobre Scooter Libby.

.

.

.

.

Por otro lado, Laura Ingraham, trató de mostrar que el tema realmente no le importaba …

The Republican Accountability Project:
Laura Ingraham dice que no quiere leer los mensajes de texto de Liz Cheney porque “son todos tan agresivamente aburridos”.

Enviar un mensaje de texto al jefe de gabinete del presidente para suspender una insurrección mortal ciertamente no es aburrido.

.

.

Pero dejó en claro que realmente le importa al quejarse de las “mentiras” de los medios sobre sus mensajes de texto:

The Republican Accountability Project:
Ingraham se desvía de sus mensajes de texto… ¿invocando a Bill Kristol?

.

.

Es realmente asombroso ver la ausencia total de cualquier tipo de conciencia de sí mismo y el fin de la depravación de estos teóricos de la conspiración profundamente peligrosos.

Desafortunadamente, dada la naturaleza de lavado de cerebro de sus programas, sus fanáticos se negarán a mirar detrás de la cortina y descartarán estos textos como una especie de conspiración liberal, pero son un recordatorio de lo espantoso que es que a FOX se le permita tener la palabra “NOTICIAS” siguiendo a su nombre (Fox News).