NOTA DE LA REDACCIÓN: Este es posiblemente el artículo más importante que hemos publicado en este año. Se habla de una visión, mejor dicho, de la única visión que puede ayudar a las masas estadounidenses, a los trabajadores y la clase media, a la mayoría de esta nación. Mucho te agradecemos si nos ayudas a que llegue a más y más personas, pues necesitamos incorporar a los latinos a esta lucha. La lucha más apremiante desde ahora al 2024.

.

“Estados Unidos necesita algo más en este momento que una lista de ‘obligaciones’ de liberales y progresistas. Estados Unidos necesita una historia diferente… los líderes, pensadores y activistas que cuenten honestamente esa historia y hablen apasionadamente de los valores morales y religiosos que pone en juego estará la primera generación política desde el New Deal en recuperar el poder para el pueblo”.   —Bill Moyers, “Una nueva historia para Estados Unidos” (2006)

Se ha vuelto casi un cliché decir que estamos pasando por una crisis de la democracia. Pero el hecho permanece. La estamos pasando. Sin embargo, seamos claros al respecto. La crisis no empezó en 2016. Han sido 45 años de gestación. Y para abordarlo, los progresistas deben ofrecer no solo una agenda legislativa económica progresista atractiva, sino también una historia, una visión y un proyecto democrático verdaderamente convincente y transformador.

Una historia, una visión y un proyecto que habla de los recuerdos, las ansiedades y las aspiraciones más profundas de los estadounidenses. Eso nos recordará que, ya sea que seamos nativos o recién llegados, somos herederos de una promesa revolucionaria de vida, libertad y búsqueda de la felicidad.

Debemos organizarnos en torno a una historia que nos permita ver, como escribió el escritor y activista progresista Henry Demarest Lloyd: “El precio de la libertad es algo más que la eterna vigilancia. También debe haber un eterno avance. Conservamos los derechos que hemos heredado de nuestros padres sólo ganando otros nuevos para legar a nuestros hijos“.

De hecho, eso nos alentará a reconocer, como el Procurador General de FDR y luego Juez de la Corte Suprema, Robert H. Jackson lo expresó en 1938: “Nosotros también somos fundadores… Nosotros también somos creadores de una nación … Nosotros también estamos llamados a redactar, defender y hacer vivir nuevas declaraciones de derecho. Una historia que nos llevará no solo a votar progresivamente, sino también a hacer historia progresivamente“.

Hacerlo es imperativo. Si los progresistas fracasamos, seguiremos siendo políticamente marginales y la democracia estadounidense seguirá en peligro.

La temporada de primarias de 2022, que ya ha comenzado, brinda una oportunidad que debemos aprovechar. Para hacerlo, debemos dejar en claro al pueblo estadounidense la tremenda promesa de renovación democrática y social inherente al programa progresista. Promesa enunciada en una Declaración de derechos económicos del siglo XXI.

Este es el tercero de tres artículos que hemos publicado en Common Dreams instando a los progresistas a promover una declaración de derechos económicos que asegure la seguridad económica, las oportunidades económicas y la prosperidad económica.

Inspirada por el llamado del presidente Franklin D. Roosevelt en 1944 para una Declaración de Derechos Económicos para todos los estadounidenses ; energizada por los esfuerzos subsiguientes de A. Philip Randolph , Martin Luther King Jr , el senador Bernie Sanders y las asambleístas de Wisconsin Kristina Shelton y Francesca Hong para mejorar y hacer realidad la visión de FDR; e informado por el trabajo reciente de los economistas Mark Paul, William Darity y Derek Hamilton para detallar lo que podría implicar hoy, comenzamos en el primero proponiendo y esbozando una Declaración de Derechos Económicos del Siglo XXI.

Una Segunda Declaración de Derechos que establecería que todos los estadounidenses tienen derecho a:

1. Un trabajo útil que pague un salario digno.

2. Una voz en el lugar de trabajo a través de un sindicato y la negociación colectiva.

3. Atención integral de salud de calidad.

4. Educación pública completa y gratuita y acceso a internet de banda ancha.

5. Vivienda digna, segura y asequible.

6. Un medio ambiente limpio y un planeta saludable.

7. Una dotación significativa de recursos al nacer y una jubilación segura.

8. Servicios bancarios y financieros sólidos.

9. Un sistema de justicia equitativo y económicamente justo

10. Recreación y participación en la vida cívica y democrática.

Así como FDR sabía por las encuestas realizadas en ese momento que estaba articulando exactamente lo que sus compatriotas estadounidenses realmente querían procurar y asegurar después de la Segunda Guerra Mundial, creemos firmemente que esta lista de derechos, basada en encuesta tras encuesta, victorias electorales progresivas en 2018 y 2020, y la agitación y organización laboral renovada de los propios trabajadores—expresa claramente los anhelos crecientes de los estadounidenses de transformar progresivamente el orden económico opresivo y destructivo de la nación.

Anhelos incitados por más de 45 años de guerra de clases corporativa, conservadora y neoliberal contra los logros democráticos y los derechos ganados con tanto esfuerzo de los trabajadores, las mujeres y las personas de color en el transcurso de la larga Era de Roosevelt desde la década de 1930 hasta la década de 1960. Anhelos definitivamente intensificados por las muchas devastaciones de la Gran Recesión de 2008-10 y la pandemia de estos últimos dos años.

En el segundo de nuestros ensayos , citamos una multitud de iniciativas legislativas y proyectos de ley de senadores y representantes demócratas progresistas para demostrar que, juntos, los progresistas ya han adoptado esencialmente una Declaración de derechos económicos del siglo XXI.

En este ensayo, nos enfocamos en por qué, si los progresistas se toman en serio ganar el poder político y cambiar el mundo, no solo deben resaltar su programa económico en el ciclo electoral de 2022 y más allá, sino que deben hacerlo de una manera que cautive al mismo tiempo la imaginación del público y explique por qué los cambios propuestos son fácilmente alcanzables y mejorarán la vida de la gran mayoría.

Por supuesto, tampoco podemos andarnos con rodeos al mostrar cómo los últimos 45 años demuestran que nuestros oponentes moderados y conservadores no ofrecen tal promesa para la sociedad estadounidense.

Lamentablemente, la mayoría de los progresistas no lideran con un marco económico claro de los problemas, y mucho menos con uno visionario como la Declaración de derechos económicos del siglo XXI.

Esto es un suicidio político por dos razones. En primer lugar, la economía ha resultado ser el tema de mayor preocupación para los estadounidenses durante la mayor parte de la era neoliberal (en conjunto, superando por mucho a todos los demás asuntos), y lo vuelve a hacer hoy . No hace falta decir que esto no se debe a que la gente esté contenta con la economía.

En segundo lugar, el programa económico progresista es muy popular entre el público en general, y espectacularmente entre los demócratas y los independientes de tendencia demócrata .

Como tal, los progresistas deberían arrasar en las primarias demócratas de este año, pero el público no está suficientemente consciente del contrato social transformador que ofrecen los progresistas. Aquí se explica cómo cambiar eso.

Adopten una forma clara e inspiradora de presentar el programa, como una Declaración de derechos económicos del siglo XXI. Nos disculpamos por el ejemplo, pero pensemos en el éxito del Contrato del Partido Republicano con Estados Unidos en 1994, que Newt Gingrich y compañía usaron para ganar el control de la Cámara de Representantes por primera vez en 40 años. También es importante que el público entienda que los progresistas están abordando directamente las preocupaciones económicas, ya que eso es lo más importante para los votantes; por supuesto, también podemos resaltar otros temas, pero el enfoque en la economía debe ser central y declarado en voz alta.

Luego, dejar claras las distinciones entre los progresistas y nuestros rivales. Expliquen cómo cambió el panorama político estadounidense con las elecciones presidenciales de 2016. Desde entonces, tenemos tres tendencias políticas distintas compitiendo por el poder dentro de nuestro sistema bipartidista. En el extremo derecho, tenemos a los reaccionarios trumpianos; en el “centro” tenemos a los neoliberales del statu quo, que se extienden desde el ala Romney del Partido Republicano hasta el ala Clinton del Partido Demócrata; y a la izquierda donde tenemos a los progresistas.

Esta configuración fue confirmada por la aparición del “Escuadrón” en 2018 y los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, en las que el senador Bernie Sanders ocupó el “tercer lugar” por segundo ciclo consecutivo, mientras que Trump una vez más desafió a los incondicionales del establishment en las elecciones generales.

De estas tres tendencias políticas, solo los progresistas están proponiendo una visión de renovación económica, social, ambiental y democrática para la sociedad estadounidense que mejorará la calidad de vida de la gran mayoría de la población.

No sean tímidos. Expliquen que los neoliberales han dirigido Estados Unidos durante cuarenta y cinco años y que han producido una sociedad con una desigualdad de riqueza cada vez mayor, costos excesivos para necesidades básicas como atención médica, vivienda y educación, en la que la persona promedio tiene que trabajar 60-70 horas a la semana, con pocos o ningún beneficio, solo para salir adelante.

Entonces, en esta temporada de primarias, explíquenles a los votantes que están disgustados con los demócratas por no lograr los cambios que quieren (aunque expresen su apoyo durante la campaña) que hay dos partidos dentro del Partido Demócrata: los neoliberales que están en deuda con sus donantes corporativos y los progresistas que sirven a la gente.

En cuanto a Trump, después de muchas fanfarronadas populistas durante la campaña electoral, solo rompió con el neoliberalismo por los acuerdos comerciales globales; e, incluso en este frente, solo hizo ajustes marginales. Más significativamente, duplicó el neoliberalismo republicano clásico cuando su partido tenía el control de ambas cámaras del Congreso. Su logro característico de la política interna fue su plan fiscal, que produjo una reasignación de la riqueza hacia arriba aún mayor que la que se produjo bajo Reagan, Clinton, los Bush y Obama.

Además de eso, el papel dominante del dinero en la política debilitó la democracia en la era neoliberal; y Trump, por supuesto, aceleró la deriva de Estados Unidos hacia la oligarquía con ataques abiertos a nuestras tradiciones democráticas.

En serio, de las tres principales tendencias políticas, solo los progresistas ofrecen una alternativa verdaderamente prometedora para Estados Unidos.

Esta es una posición asombrosamente poderosa para los progresistas. La insatisfacción con el actual orden económico y político es legión entre la gran mayoría de los estadounidenses. Están clamando por un contrato social diferente en la línea de una Declaración de Derechos Económicos del Siglo XXI.

Ahora es el momento perfecto para llevar estas demandas al electorado estadounidense y pedirles que las voten para que se hagan realidad. En la primavera de 2022, estamos saliendo de la mayor interrupción de la vida estadounidense en generaciones, y existe amplia evidencia, desde la gran renuncia hasta una ola innovadora de organización sindical, de que a medida que las cosas vuelven a la normalidad después de COVID, la gente no quiere volver a la vieja normalidad. ¿Qué mejor momento para proponer una nueva visión positiva para la sociedad y la economía estadounidenses?

Mejor aún, podemos lograr fácilmente nuestro programa. Estos principios y prácticas ya son la norma en todos los demás países industrializados ricos del mundo, desde Japón y Corea del Sur hasta Europa y Canadá. ¿Y adivina qué? A estos países les está yendo mejor, mucho mejor que Estados Unidos en prácticamente todos los índices sociales, desde la educación hasta la salud personal y la felicidad misma, con clases medias prósperas, menor desigualdad de riqueza y democracias estables.

Por último, cuando se trata de estrategia, los progresistas deben tomar otra página del Partido Republicano e insistir en una mayor unidad y disciplina de nuestros funcionarios electos. Si vamos a convertirnos en un movimiento político maduro, lo suficientemente poderoso como para cambiar la dirección de la sociedad, la importancia de esto no puede ser exagerada. El público debe poder confiar en que los candidatos progresistas no retrocederán en la agenda progresista cuando sean elegidos. Tenemos un gran modelo a seguir en este sentido. La base de la popularidad sin igual de Bernie Sanders es su compromiso inquebrantable con las políticas socialdemócratas progresistas a lo largo de toda su carrera.

Una plataforma clara, como una Declaración de derechos económicos del siglo XXI, permite que el público comprenda cuándo los políticos cumplen sus promesas. Entonces, al igual que la notoria Promesa de No Impuestos de Grover Norquist opera para los republicanos, una Declaración de Derechos Económicos del Siglo XXI puede anclar el movimiento progresista e inculcar en el pueblo estadounidense que somos el movimiento político que debemos apoyar porque trabajaremos para ellos y transformaremos el economía de la manera que ellos quieran, y si un político rompe con esta promesa, será desafiado y derrotado en las próximas elecciones.

Cuando nos sentamos a escribir la primera entrega de esta serie, nos motivaron en parte las grotescas tergiversaciones de nuestro movimiento que vimos en los medios (como una policía del pensamiento estalinista, “cancelando” a cualquiera que se atreviera a oponerse a ellos); y cómo cualquier mención de la economía tendía a estar ausente incluso en las representaciones más positivas de los progresistas. Sin embargo, sabíamos que el enfoque central de los progresistas en el congreso actual estaba en cuestiones económicas centrales, particularmente en el fortalecimiento de los mejores elementos del paquete “Reconstruir Mejor”, y que el público apoyaba mucho la posición progresista .

Con las elecciones intermedias a la vuelta de la esquina y entendiendo que la economía era siempre el tema más importante para los votantes, sentimos que los progresistas estaban a punto de perder una gran oportunidad. Al consolidarse en torno a su plataforma económica, los progresistas pueden contrastar su coherencia con el fracaso de los centristas y aumentar su fuerza en la coalición liberal de izquierda, con el objetivo de convertirse en dominantes dentro del Partido.

Al reconocer que el programa económico progresista actual coincidía brillantemente con la Declaración de Derechos Económicos de FDR, así como con iteraciones posteriores de A. Philip Randolph, Martin Luther King, Jr, Bernie Sanders y otros, no solo encontramos un vehículo apto para promover el programa económico progresista actual, pero que lo vinculó a las visiones más convincentes y populares de la sociedad estadounidense del siglo pasado, que, al igual que en 1944 y 1963, puede ponernos en el camino hacia el cumplimiento de nuestra promesa ilimitada.

Ahora vivimos en el país con mayor diversidad étnica en la historia de este mundo en una abundante masa de tierra en todo el continente. Que este hermoso tapiz de culturas quede atrapado bajo la yema de un sistema económico explotador que perpetúa las injusticias del pasado y la devastación del planeta es inconcebible.

Una Declaración de Derechos Económicos del Siglo XXI, llevada a cabo por el movimiento progresista contemporáneo, puede cerrar el telón de la fallida era neoliberal y brindar la libertad, la democracia y la justicia económica que serán los cimientos de una América verdaderamente igualitaria.

.

Este artículo se publicó originalmente por ALAN MINSKY,  HARVEY J. KAYE en CommonDreams.org

Foto de Portada del artículo original, por Brian Blanco/Getty Images

 

Republicanos Cancelan Anuncios de Campaña en Estados Cruciales en el Campo de Batalla Del Senado

Con los ingresos de las apelaciones de donaciones en línea cayendo en dos dígitos, el brazo de...

Uno de los Deportes Favoritos de EEUU es Burlarse de los RUSOS. Ahora Ellos Devolvieron el Golpe

Desde que triunfó la Revolución Socialista de Octubre en 1917, Estados Unidos ha invertido...

Ante Una Posible Ola de Desobediencia Civil, Estamos Esperando Que las Cosas Sucedan Para Reaccionar

Desde la redada en la casa de Mar-a-Lago de Donald Trump, ha habido múltiples ataques y...

El Gran Teórico de la Conspiración Ahora Dice Que el “Estado Profundo” Puede ir Tras Biden y Trump

Menos de una semana después de que un jurado de Texas ordenara a Alex Jones pagar casi $50 millones en...

A Sabiendas, Trump Está Poniendo en Peligro a los Agentes Federales Que Registraron Mar-A-Lago

Donald Trump continúa atacando al FBI incluso después de los informes de un aumento de las...

De Ninguna Manera: DOJ se Resiste a Publicar Declaración Jurada de Orden de Allanamiento a Mar-a-Lago Por Amenazas de Testigos

Si bien el Departamento de Justicia ha publicado una copia de la orden de registro emitida...

¿Sin Poder Salir del País? Trump Acusa al FBI de Confiscar Sus Pasaportes Durante Búsqueda en Mar-a-Lago

Donald Trump afirma que sus pasaportes fueron "robados" por agentes del FBI que ejecutaron una...

Este Senador Siempre Trata de Escapar Como la Serpiente Que es, Pero Esta Vez Tendrá Que Testificar

El lunes, un juez negó el intento del senador Lindsey Graham (R-SC) de no testificar en la...

El Próximo Acusado: Notifican a Giuliani Que es un “Objetivo” de la Investigación Electoral Criminal de Georgia

La fiscal de distrito del condado de Fulton, Fani Willis, está entusiasmada con su manejo de...

Jim Acosta de CNN se le Fue Encima a Andrew Yang Por Defender la Ola de Crímenes de Trump

Jim Acosta de CNN criticó a Andrew Yang en una entrevista el domingo, negándose a dejar que el...

¿Recuerdas la Bofetada de Will Smith en los Oscar? El Aclamado Denzel Washington Dijo Cuál Fue la Única Solución

Denzel Washington es uno de los actores, negros y blancos, más respetados de Hollywood. Alguien con...

‘Está Dispuesta a Todo’ Shakira va Contra Piqué Por la Custodia de Sus Hijos, Tiene ‘Cartas de Triunfo y Sorpresas’

Ha pasado un mes desde que se conocieron las primeras noticias de la separación de Shakira y...

¿Por Qué los Dos Artistas Colombianos, Shakira y J Balvin, Nunca Cantan Juntos? Muchos no Saben

Es posible que muchos fanáticos no sepan que Shakira tiene una pelea en curso con el artista...

El Artículo Más Popular de Julio: Las Declaraciones de Shakira al Separarse de su Esposo

¿Quieres Evitar un Gran Atropello? Únete AQUÍEstamos siendo víctimas de extraordinarios ataques por parte de los...

¿Sabes Cuánto Dinero Llegaría a tu Bolsillo si Ganaras el Mega Millions Hoy? Mucho Menos de lo Que Crees

Mega Millions y otras loterías generalmente permiten que un ganador decida cómo quiere tomar...

TRUMP y Viagra: Estudio Encuentra Correlación entre Masculinidad Frágil y el Apoyo a Trump

El tema recurrente con los devotos de MAGA fieles a Donald Trump últimamente ha sido la...

Lo Que Dijo Shakira al Separarse de su Esposo Resumió el Verdadero Motivo de la Discordia

Hace quizás un par de meses, la famosa pareja de la famosa cantante y el casi igualmente...

América se Pregunta Quién es la Valiente Mujer Que Puede Significar el Final Político de Trump

Sin duda alguna se ha convertido en uno de los testigos más útiles para el Comité de la Cámara que...

Todos Quieren Saber Quién es Cassidy Hutchinson, la Valiente Mujer Que Puede Hundir a Trump

Cassidy Hutchinson, asistente del jefe de gabinete de la Casa Blanca de Trump, Mark Meadows,...

Los Medios Obviaron Esta Bronca de Trump con el Gran Lebron James: Por Misógina y Por Racista

Una de las características de Trump es que nunca olvida sus viejas broncas. Esta última tuvo lugar hace...