Mientras que los demócratas pueden regocijarse por el hecho de que una vez que la petulante rabieta pública de Donald Trump finalmente termine, y él, si no concede la elección, al menos deje la Casa Blanca con el tiempo suficiente como para que la administración Biden arroje sus pertenencias personales en lo que queda del césped después de sus mítines políticos ilegales en esa superficie ahora destrozada, el hecho de que el control del Senado aún esté indeterminado presenta un obstáculo potencialmente sustancial para revertir los peores excesos de la era Trump.

La ex candidata a gobernadora de Georgia, Stacey Abrams, salió a la radio en The View para discutir las elecciones y la vía hacia una mayoría demócrata en el Senado que solo tiene un camino, directamente a través del estado natal de Abrams.

La aparición de Abrams comenzó con un poco de celebración justificada por ayudar a lograr la primera victoria demócrata para un candidato presidencial en 28 años, ya que el estado le dio a Joe Biden un margen de victoria que es poco probable que sea revertido por el recuento manual anunciado por el Secretario de Estado republicano de Georgia.

“Puedo despertarme en noviembre y ser feliz”, dijo Abrams a Whoopie Goldberg y los otros miembros del panel de The View. “Hemos tenido algunas dificultades y nos hemos esforzado mucho durante la última década y este fue un momento de gracia. Estábamos tan emocionados y orgullosos”.

Sobre el próximo recuento, que solo contará los votos en la carrera presidencial y, por lo tanto, no afectará el requisito de la segunda vuelta en las dos carreras indeterminadas del Senado en el estado, Abrams confía en que la ventaja de 14 mil votos de Biden sería imposible de superar para los republicanos.

“No sabemos cuánto tiempo va a tomar, pero estamos absolutamente seguros de que esta ventaja es insuperable”, dijo la superestrella política demócrata de Georgia. “Es absoluto y Joe Biden ganará Georgia. La realidad es que tienen derecho a seguir la ley y la ley permite este tipo de comportamiento, y durante mi elección en 2018, luchamos en los tribunales para asegurarnos de que se contaran todos los votos. Lamentablemente, solo quieren hacer un recuento de lo que ya logramos “.

“Y les deseo lo mejor”, continuó Abrams, “pero sabemos que Joe Biden no solo será el presidente de los Estados Unidos, sino el primer presidente en 30 años del Partido Demócrata en haber ganado Georgia”.

Si bien disfrutar de la victoria es dulce, Abrams sabe que su trabajo en el estado está lejos de estar completo.

“Necesitamos recordar que Jon Ossoff y Raphael Warnock son las únicas formas de garantizar que Mitch McConnell finalmente apruebe la legislación para renovar la inversión de recuperación”, dijo. “Esa es la única forma en que podemos asegurarnos de que el futuro que necesitamos se haga realidad con Joe Biden como nuestro presidente”.

Neutralizar el poder de Mitch McConnell para bloquear cualquier forma de legislación progresista es razón suficiente para unirse a Abrams en la lucha por las victorias demócratas en ambas elecciones del Senado.

Dado que Abrams ya había contribuido tanto a la victoria de Biden, era probable que se hablara de su papel potencial en la nueva administración, pero el astuto operativo político que reside muy dentro de ella se negó a considerar siquiera discutir cualquier papel futuro mientras las carreras del Senado aún están en juego.

“He hablado con el equipo de Biden sobre cómo ganar estas elecciones”, dijo Abrams a Joy Behar. “Soy sincera, pero también estoy concentrada”, agregó. “Estoy concentrado en lograr que la última pieza cruce la línea de meta y esa es la carrera por el Senado de los Estados Unidos el 5 de enero en Georgia”.

Tú puede ayudar a Abrams en sus esfuerzos por ganar la segunda vuelta para los demócratas y asegurarte de que la administración de Biden tenga un Senado cooperativo y que no obstruya en su esquina mientras intenta revertir el daño de la era Trump donando a las campañas de Jon Ossoff y Raphael Warnock aquí . El Comité Nacional Republicano se ha comprometido a donar $20 millones para ganar el Senado. Nosotros debemos recaudar mucho más y GANAR. Somos la mayoría, y si cada uno de nosotros se desprende de $5 o $10 dólares puede ser la mejor inversión de nuestras vidas: un Senado que ayude a reconstruir el país y no que lo hunda más.

Y esperemos que la administración de Biden considere oportuno encontrar un papel adecuado para Stacey Abrams una vez que haya ayudado a lograr una mayoría demócrata en el Senado y un repudio final del dominio del Partido Republicano sobre la legislación progresista ya aprobada por la Cámara de Representantes.

.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Se avecinan tiempos difíciles, donde es prioridad mantenerse informados. Mientras otras publicaciones han comenzado a cobrar o piden donaciones, nosotros lo único que humildemente te pedimos es que vayas a nuestra página de Facebook y nos regales un LIKE. Muy agradecidos de que nos puedas apoyar en eso. Gracias. CLICK AQUÍ

.