El presidente Trump es conocido por la peculiar y extraña falta de empatía que muestra cuando visita sitios de desastres, y el viaje de ayer a Tennessee devastado por los tornados no fue diferente. Las viciosas tormentas de viento han matado a 25 personas y han dejado una devastación generalizada en el condado de Putnam, pero la mente del presidente no le permitió apartarse de su prioridad número uno:

Oliver Willis: “Examinando el daño del tornado, Trump promociona “números tremendos de empleo“, y luego dice inmediatamente, “eso no es algo de lo que queramos hablar“. Pero simplemente lo hizo”.
.


.

En declaraciones a los medios, el presidente se jactó de sus “tremendos números de empleo” antes de darse cuenta de que no debería estar hablando de eso y agregó que “eso no es algo de lo que queramos hablar“.

Aún más extraño, el presidente habló sin emoción acerca de cómo las familias habían sido completamente aniquiladas antes de emocionarse durante el recuento de la historia de un niño de ocho años que había sido llevado por las ráfagas calle abajo pero salió milagrosamente ileso. “¿Y cómo le fue a sus padres?” preguntó a los funcionarios después de que le dijeran.

El funcionario le dijo que “fueron encontrados muertos. El es el único miembro sobreviviente de la casa. Perdió a su hermano también“.

Trump no tenía palabras de simpatía, ni siquiera un superficial “cuán horrible” o cualquier tipo de respuesta a la horrible tragedia humana. En cambio, simplemente siguió adelante y dijo que iba a “visitar a algunas personas ahora“.

Justin Baragona: “Trump, al examinar el daño de los tornados en Tennessee, habla de un niño pequeño que fue encontrado caminando en la calle.

Trump: “¿Cómo le fue a su familia?”

Oficial: Han fallecido.

Trump: “Entonces sus padres resultaron muertos. Y su hermana. Así que vamos a ir a ver a algunas personas”.
.


.

El presidente Trump anteriormente ha sido noticia por ser insensible a las víctimas de los desastres naturales. Aparentemente incapaz de tomarse en serio cualquier momento sombrío, ha sido criticado anteriormente por escribir su nombre en la pared en un refugio contra huracanes, arrojar toallas de papel a una multitud de refugiados de huracanes en Puerto Rico y por contarle a un sobreviviente del huracán cuya casa había sido golpeada que él tuvo un yate destrozado por una tormenta, pero que al menos “sacó un bote gratis“.

Es absolutamente escalofriante ver que se le diga al Presidente de los Estados Unidos que toda la familia de un niño pequeño ha muerto trágicamente en un tornado y que no responda de ninguna manera. No es más que otra prueba de que no está en condiciones de liderar esta nación.

¿Quien dice esto?

Daniel Dale: “Aquí están algunos de los pensamientos de Trump de su visita a Tennessee hoy”.

EL PRESIDENTE: Bien, muchas gracias. Vamos a ver algunas personas que realmente sobrevivieron, algunos no están muy bien  y otros están en muy buena forma, una increíble buena forma… y ovbiamente casi todos los que estaban en estas casas resultaron muertos. Tuvieron una pequeña advertencia. Recibieron una llamada telefónica. “Hey, hay un tornado”, y boom, ya lo tenían encima. Simplemente los tornados aparecieron. Y esos es, -nosotros estamos trabajando duro”.

.


.