La inepta y muy mal enfocada defensa por parte de Donald Trump de su intento de extorsionar al gobierno ucraniano para que ayude a su campaña de reelección ha llegado a otro obstáculo.

El presidente ha utilizado todos los métodos disponibles para darle la vuelta al último escándalo en el que su administración ha cometido un error con el mismo éxito a como él y sus secuaces habían informado al público estadounidense sobre el contenido real del informe Mueller antes de que estuviera disponible para que todos lo leyeran, o ignoraran, como lamentablemente hizo la gran mayoría de las personas.

Sus declaraciones públicas sobre el escándalo, que se originó con una queja de un denunciante no identificado dentro de la comunidad de inteligencia, han estado llenas de negaciones, mentiras y el quejido clásico favorito de Trump: los demócratas han conjurado una falsa cacería de brujas.

A pesar de que Trump ha estado ocupado ofreciendo discursos sonámbulos en las Naciones Unidas, el presidente aún ha encontrado tiempo para publicar sus habituales tuits que usualmente se convierten en defensas para nada creíbles de sus acciones y en fragantes ataques contra sus oponentes en las redes sociales.

Al sacar una página de lo poco que le queda de su libro de estrategias para ataques contra los agentes del FBI que investigaban las conexiones de su campaña con Rusia, Trump tuiteó una publicación insinuante que sugiere que el denunciante que lo había denunciado tenía motivos partidistas, ya que ha contratado a un abogado que una vez había hecho una contribución al demócrata Joe Biden.

Donald J. Trump: ¡Guau! “El principal abogado de los denunciantes de Ucrania donó a Biden”.
.


.

Jake Tapper, de CNN, vio a Trump usando la táctica cansada de la falsa equivalencia y desviar la atención con chismes y cotilleos, y tuvo la respuesta perfecta al último movimiento de comadreja del presidente.

Jake Tapper: “¿Sabes quién más donó a Biden?

Donald J. Trump, en el 2001.

https://www.opensecrets.org/search?order=desc&page=5&q=donald+trump++&sort=D&type=donors … https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1176922746976178178
.


.

Al incluir un enlace al historial anterior de contribuciones políticas de Trump, Tapper expuso las contribuciones del presidente no solo a Joe Biden, sino también a una variedad de políticos de ambos lados del pasillo, incluidos algunos de sus futuros enemigos favoritos, Hillary Clinton y John McCain. También en su lista de donaciones se encontraban luminarias demócratas como el ex líder de la mayoría del Senado Harry Reid, el ex candidato presidencial John Kerry y el ex senador de Connecticut Chris Dodd.

A juzgar por la práctica de Trump de la “teoría de la culpa por asociación política“, tal pareciera que es necesario investigar las motivaciones del donante sospechoso. Si alguien que donó a Biden está automáticamente bajo sospecha, entonces el Congreso debería comenzar una investigación sobre Trump de inmediato. Oh, espera, ya lo han hecho.

Uno esperaría que la exposición de Jake Tapper de la hipocresía del presidente hiciera que Trump dejara de señalar con sus dedos. Sin embargo, es poco probable que ese perro viejo tenga algún truco nuevo que aprender y, a su edad avanzada, cualquier intento de cambios de comportamiento probablemente termine en reincidencia.

.

El Frente Internacional Anti Trump (FIAT) se solidariza con el resto de las organizaciones que en todo el país hoy piden la destitución de Trump. Tú puedes hacer la diferencia HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos a unirse a nosotros. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.