El presidente Trump se lanzó a Twitter este fin de semana para emitir una celebración por el mes del orgullo LGBTQ. Una felicitación insensiblemente repulsiva y totalmente falsa que inmediatamente provocó una reacción violenta en las redes sociales por su exasperante hipocresía.

Donald J. Trump: “Al celebrar el Mes del Orgullo LGBT y reconocer las contribuciones sobresalientes que las personas LGBT han hecho a nuestra gran Nación, también nos solidarizamos con las muchas personas LGBT que viven en docenas de países en todo el mundo que castigan, encarcelan o incluso ejecutan individuos …. “

Donald J. Trump: “… sobre la base de su orientación sexual. ¡Mi Administración ha lanzado una campaña mundial para despenalizar la homosexualidad e invitar a todas las naciones a unirse a nosotros en este esfuerzo!”
.


.

El tweet del presidente hace referencia a una “campaña” de febrero del 2019 para luchar contra la criminalización de la homosexualidad en todo el mundo, la que se mencionó en una sola ocasión y nunca se habló de ella nuevamente. El propio Trump no estaba al tanto de la misma cuando los reporteros le preguntaron al respecto.

Inmediatamente quedó claro que la repentina preocupación por la criminalización de las personas LGBT era solo una excusa para aumentar las tensiones con Irán, ya que otros dos de los gobiernos más homofóbicos del mundo (que por casualidad están muy cerca de Trump), Arabia Saudita y Rusia, no recibieron ninguna atención por parte del Departamento de Estado.

La hipocresía es particularmente irritante porque todo el mandato de la administración de Trump se ha caracterizado por el espantoso fanatismo contra los estadounidenses LGBTQ. Uno de sus primeros actos como presidente fue prohibir a los estadounidenses transgénero servir en el ejército. Desde entonces, ha facilitado que las agencias de adopción rechacen a las parejas del mismo sexo y ha eliminado las categorías LGBT del censo del 2020.

La Secretaria de Educación de Trump ha dejado de investigar las quejas de niños trans que alegan discriminación en sus escuelas, su Secretario de Salud y Servicios Humanos rechazó las protecciones LGBTQ en la industria de la salud, y Trump ha llenado los tribunales con homofóbicos psicópatas de derecha.

Su fingida preocupación por la comunidad LGBTQ es absolutamente desagradable, y Twitter no perdió el tiempo en avisarle. Aquí puedes ver (en inglés), algunas de las más destacadas respuestas de los habitantes del Twiterverso.