Donald Trump todavía está en Europa, lo que significa que, en lugar de molestar a los estadounidenses en casa, nos está avergonzando en el extranjero. Ha sido presidente por casi dos años y medio y todavía actúa como la pesuedo estrella de la TV de realidad que siempre ha sido. El tiempo no lo ha hecho más presidencial, y en todo caso, lo ha hecho aún más indigno.

Ahora, The Hill informa que el presidente Trump ha demostrado ser incapaz de comportarse incluso en un día como ayer, en el 75 aniversario del Día D. Mientras daba una entrevista en un cementerio en Normandía, Francia, eligió atacar a la Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-CA) y al Asesor Especial Robert Mueller.

Por supuesto que al cadete “Espolones Calcáneos” se le olvidó la fecha que se estaba celebrando y el debido respeto a los soldados que dieron su sangre para terminar con ese horrible fenómeno de la historia que fue la II Guerra Mundial. En en vez de eso, atacó a un veterano de guerra (Mueller) y habló mal de la Presidenta del Parlamento de su propio país.

Irónicamente, la entrevista fue realizada por Laura Ingraham, una criptofascista y nacionalista blanca de Fox News que encarna más las ideas de los hombres fascistas que defendían aquellas playas que los que las asaltaron hace tantos años. Trump le dijo que Mueller se había hecho el “tonto” durante la semana pasada, refiriéndose a los comentarios que hizo el Asesor Especial que implicaban que Trump debía ser acusado.

“Porque lo que la gente no informa es la carta que tuvo que hacer para enderezar su testimonio porque su testimonio fue incorrecto”, afirmó Trump de forma extravagante, sin ofrecer ninguna evidencia, como es su costumbre.

El presidente entonces procedió a atacar a Pelosi.

“Nancy Pelosi, la llamo Nancy la Nerviosa, Nancy Pelosi no habla sobre [la declaración de Mueller]. Nancy Pelosi es un desastre, ¿vale? Ella es un desastre Déjala hacer lo que quiera, ¿sabes qué? Creo que están en un gran problema “, dijo.

Esta vergüenza vergonzosa sería una actuación vergonzosa en cualquier momento, pero hacerlo hoy de todos los días es impensable. Al arrastrar su política partidista mezquina a Normandía, Trump no ha respetado a todos los caídos heroicos que sacrificaron sus vidas para derrotar al nazismo. Es una desgracia absoluta y una fuente de humillación nacional.

Renato Mariotti: “Trump miente sobre Mueller, alegando que Mueller envió una “carta” para corregir su “testimonio”.

Mueller nunca testificó ni envió una carta “corrigiendo” nada.
.


.

Pelosi, por su parte, nos brindó una muestra de gran dignidad y clase. Cuando se le preguntó sobre los comentarios de Trump, ella optó por morderse la lengua en lugar de rebajarse al mismo nivel de Trump.

Jim Acosta: “Pelosi se niega a criticar a Trump mientras se encuentra hoy en Normandía: “Yo no hablo del presidente mientras estoy fuera del país. Ese es mi principio”.
.


.