Para buena parte de este país ha sido una gran noticia el reciente anunció de Facebook de que extenderá su prohibición al ex presidente Donald Trump por un período de dos años, la pena máxima posible según las reglas del sitio web. La prohibición se implementó originalmente a raíz de la insurrección del 6 de enero, que el propio Trump incitó.

La posición del gigante de las redes sociales es muy clara: solo se le permitirá volver a Facebook si y cuando “el riesgo para la seguridad pública haya disminuido“. Si tomamos en cuenta la permanente negativa de Trump a admitir siquiera que perdió las elecciones, parece muy poco probable que este riesgo alguna vez disminuya.

Si te precias de conocer a Trump, pues no te asombrará que el ex presidente caído en desgracia y líder benemérito del actual Partido Republicano no se haya mostrado nada satisfecho con la decisión perfectamente razonable de Facebook. Dado que aún sigue excluido de Twitter, se vio obligado a publicar su declaración indirectamente.

Haciendo gala, como siempre de su pose de “víctima agraviada“, Trump insistió en que la decisión de Facebook fue de hecho un “insulto” a “los 75 millones de personas que batieron récords, además de muchos otros” que votaron por él. En realidad, Trump recibió 74,222,958 votos. La adición de “más muchos otros” es una inyección menos que sutil de pensamiento conspirativo, con la implicación que parece ser que los votos del MAGA fueron descartados por siniestros demócratas.

El viejo Donald volvió a su cansada y gastada canción y se refirió a las “Elecciones amañadas de 2020“, otro vulgar intento de seguir promoviendo su Gran Mentira.

Trump aseguró a sus delirantes seguidores que la “censura y el silenciamiento” van a acabar y que su bando finalmente “ganará“. La realidad, por supuesto, es que Facebook puede prohibir a quien quiera cuando quiera y Trump no tiene ningún recurso real para detenerlo.

¡Nuestro país no puede soportar más este abuso!” Trump concluyó como si tratara de convencerse a sí mismo de que cualquier persona que no sea uno de sus más acérrimos seguidores se preocuparía en lo más mínimo por el estado de sus redes sociales.

Irónicamente, Trump tiene buena parte de razón: “nuestro país no puede soportar más este abuso” y ese es exactamente el mensaje que los votantes enviaron al mundo cuando se presentaron en las urnas en 2020 y votaron a este ogro muerto de cerebro para que dejara el cargo.

Andrew Solender: Trump sobre la decisión de Facebook: “¡Nuestro país no puede soportar más este abuso!”

.

.

Esa mujer a quienes ya muchos conocen como “La Reina” y que ocupa brillantemente el cargo de Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, se refirió a la prohibición de Trump durante una reciente sesión informativa y dejó claro si cree o no que él podrá cumplir con los requisitos para recuperar el acceso a Facebook después de que expiren los dos años.

“En los últimos años, nosotros aprendimos mucho del presidente Trump, el ex presidente, sobre su comportamiento y cómo usa estas plataformas”, dijo Psaki. “Parece bastante improbable que la zebra cambie sus rayas en los próximos dos años. Ya veremos.”

Indudablemente, Psaki tiene la razón. El mundo es un lugar mejor sin que Trump tenga una plataforma masiva donde escupir sus odiosas mentiras.

The Recount: “Parece bastante improbable que la zebra cambie sus rayas en los próximos 2 años”.

– Sec de prensa de la Casa Blanca. Jen Psaki sobre la suspensión de Trump en Facebook hasta al menos 2023.

.

.