Donald Trump acudió a Twitter esta mañana para rechazar patéticamente los procedimientos de su pendiente juicio político. Como lo ha estado haciendo cada vez con mayor frecuencia, destacó al representante Adam Schiff (D-CA), el Presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, como el blanco de su abuso verbal.

El presidente acusó a Schiff de “ilegalmente” inventar una “declaración FALSA y terrible“, repitiendo una acusación que lanzó contra Schiff durante el fin de semana.

.

El Frente Internacional Anti Trump (FIAT) se solidariza con el resto de las organizaciones que en todo el país hoy piden la destitución de Trump. Tú puedes hacer la diferencia HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos a unirse a nosotros. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.

Presumiblemente, Trump se refiere a una lectura en el Congreso por parte de Schiff de la transcripción de la ahora infame llamada telefónica entre Trump y el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky durante la cual el primero trató de obligar al segundo a abrir una investigación sobre Joe Biden y su hijo Hunter.

Schiff no leyó la transcripción literalmente, sino que comentó su propia interpretación y explicación de la transcripción de la llamada. Cualquier persona razonable que observara la lectura de Schiff podría decir que simplemente estaba parafraseando y no estaba tratando de presentar sus palabras como las que literalmente pronunció Trump.

Aun así, Trump ha decidido que Schiff lo difamó al caracterizar mal la lectura de la transcripción. En su tuit matutino, el presidente llegó al extremo de considerar las acciones de Schiff como traidoras y planteó la idea de arrestarlo. O sea, una vez más, lo que se exige no es arrestar o enjuiciar al transgresor de la ley, al que cometió el delito, sino al que lo comenta y lo interpreta con todo su derecho.

Incluso para los estándares increíblemente bajos de Trump, esto representa una impresionante muestra de autoritarismo. El presidente de los Estados Unidos está jugando con la idea de encerrar a sus oponentes políticos porque han expuesto sus fechorías impecables. Eso es fascismo puro. O cuando menos es parte de los métodos que Estados Unidos se ha dado golpes en el pecho acusando a los dictadores del Tercer Mundo por emplearlos.

También se debe tener en cuenta que incluso si Schiff hubiera inventado una declaración falsa e intentado hacerla pasar por las palabras de Trump, eso no sería una traición. Inmoral, sí, pero no traición.

Esa palabra es una descripción mucho mejor para lo que Trump hizo en esa llamada telefónica con Zelensky. Al abusar de los poderes de la Oficina Oval en un intento de reforzar sus posibilidades de reelección en el 2020, Trump traicionó la idea misma de la democracia. Si alguien involucrado aquí se ha comportado de manera traidora, es Donald J. Trump.

Donald J.Trump: “El representante Adam Schiff hizo una declaración terrible y FALSA, pretendiendo que eran mis palabras en las partes más importantes de mi llamada al Presidente Ucraniano, y las leyó en alta voz al Congreso y al pueblo estadounidense. Eso no tiene ninguna relación con lo que yo dije en la llamada. ¿Lo arrestamos por Traición?”

.

.

El Frente Internacional Anti Trump (FIAT) se solidariza con el resto de las organizaciones que en todo el país hoy piden la destitución de Trump. Tú puedes hacer la diferencia HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos a unirse a nosotros. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.