Aceptar un trabajo dentro de la Casa Blanca de Trump significa invariablemente que en algún momento en el futuro estarás sujeto a la sensación fría del cuchillo retórico del presidente hundiéndosete en la espalda.

Tan pronto como un funcionario ha perdido su utilidad o un antiguo funcionario se atreve a expresar incluso las más dóciles críticas, Trump lo arrasa en un esfuerzo por socavar por completo su credibilidad y silenciar a otros posibles críticos.

Recién ayer, Trump criticó a su ex Secretario de Defensa James Mattis como “el general más sobrevalorado del mundo“. El presidente hizo el comentario despectivo en una reunión a puerta cerrada sobre Siria durante la cual, según los informes, tuvo una especie de crisis temperamental. Mattis renunció a la administración el año pasado, en parte porque no estaba de acuerdo con el plan del presidente de retirar las tropas estadounidenses de Siria.

The Hill informa que el insulto de Trump a Mattis se produjo después de que el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (D-NY) leyó parte de la transcripción de la aparición del fin de semana de Mattis en el programa Meet the Press durante la cual el general advirtió que ISIS podría mostrar un resurgimiento en Siria si las fuerzas estadounidenses desalojan por completo la región.

Antes de que Schumer pudiera terminar de transmitir las críticas de Mattis, Trump intervino y pronunció su comentario de “sobrevalorado“.

“¿Sabes por qué? No fue lo suficientemente duro. Yo capturé a ISIS. Mattis dijo que tomaría dos años. Yo los capturé en un mes”, continuó Trump, en un tono delirante que casi suena como si él pensara que había estado literalmente en el terreno rodeando a terroristas.

Hay que decir que James Mattis, a pesar de todos sus defectos, ha hecho más por este país en un solo día de su servicio de lo que Trump hará toda su vida.

El desprestigio de Mattis por parte de Trump se produce en medio de una ola de condena bipartidista generalizada por la decisión completamente innecesaria y en gran parte inexplicada del presidente de retirar a las fuerzas estadounidenses de la frontera turca, lo que a su vez permitió que el presidente turco sediento de sangre, Recep Tayyip Erdogan, invadiera el noreste de Siria, masacrando a nuestros aliados kurdos y perdiendo prisioneros de ISIS en el proceso.

La retirada siria y la trágica invasión turca demostrarán ser uno de los elementos más duraderos del legado ignominioso de Donald Trump y, a medida que arremete cada vez más contra sus enemigos y antiguos aliados, se hace evidente que se está dando cuenta del monumental fiasco que representa para este país.

Meet The Press: “MIREN: El ex secretario de Defensa James Mattis dice que para saber cómo se siente sobre la situación actual en Siria, lean su carta de renuncia.

“Es una página y media de largo. Habla de que nuestra seguridad está ligada inextricablemente a nuestras alianzas. No sé qué más puedo decir”.

.


.

El Frente Internacional Anti Trump (FIAT) se solidariza con el resto de las organizaciones que en todo el país hoy piden la destitución de Trump. Tú puedes hacer la diferencia HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos a unirse a nosotros. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.