El narcisismo patológico de Donald Trump no conoce límites.

¿Qué otro presidente de EE. UU. ha logrado convertir la tradición anual de hacer un llamado navideño a las tropas estadounidenses que defienden a nuestra nación en un ejercicio de burdo egoísmo para alabar su superioridad sobre sus predecesores?

Eso es exactamente lo que hizo Trump por Navidady cuando habló con cinco unidades militares desplegadas en bases de todo el mundo en una videoconferencia desde un lugar decididamente más lujoso, en su resort Mar-a-Lago.

Si bien el presidente de alguna manera logró cumplir la transmisión de los deseos obligatorios de Feliz Navidad para los miembros del servicio, diciendo que esperaba que “cada miembro de nuestro ejército sintiera la abrumadora gratitud de nuestra nación“, no le llevó mucho tiempo dirigir la conversación a su tema favorito, su propia grandeza imaginada, y aprovechar la oportunidad para denigrar el historial del presidente anterior a quien le encanta atacar en cualquier oportunidad disponible, Barack Obama.

Aaron Rupar de Vox publicó extractos de video de la llamada en su cuenta de Twitter, incluyendo una declaración risible del presidente sobre su ética de trabajo, mientras pasa sus días jugando al golf y tuiteando, así como una crítica implícita del fracaso de Obama en proporcionar aviones más nuevos a la Fuerza Aérea.

Trump, que pasó horas anoche y esta mañana tuiteando en vivo en Fox News, le dice a las tropas “Estoy en un lugar llamado Mar-a-Lago. Lo llamamos la ‘Casa Blanca del Sur’ porque realmente trabajo bastante. lo que me gusta hacer es trabajar”.

Trump usa su llamado de Navidad a las tropas para degradar al presidente Obama y alabarse a sí mismo.

.

.

La obvia inseguridad del incompetente sucesor de uno de los presidentes más inteligentes y eruditos que ha visto la nación es bien merecida, además de altamente incompatible con su propia autoestima narcisista.

Por lo tanto, Trump considera necesario politizar incluso las tradiciones presidenciales más típicamente no partidistas, divagando ante los periodistas tanto antes como después de la llamada con las tropas sobre la injusticia de su juicio político por parte de la Cámara de Representantes controlada por los demócratas, ya que se presenta como ajeno a la gravedad del comportamiento ilegal que ha cometido, a pesar de hacer todo lo posible para impedir que el personal de su rama ejecutiva testifique sobre la verdad de lo que realmente ocurrió.

Después de todo, ¿qué mejor manera de celebrar el nacimiento de Cristo que romper algunos mandamientos?