El movimiento MAGA se está deteriorando psicológicamente. Los hombres y mujeres que acudieron en masa a apoyar a Donald Trump, de alguna manera convencidos de que un estafador racista tenía algún interés en mejorar sus vidas, nunca fueron modelos de racionalidad o moralidad para empezar, pero parece que cuatro años de tener a su líder en el cargo solo los ha impulsado más hacia el borde.

El creciente número de seguidores de QAnon dentro del Partido Republicano (gente convencida de que una camarilla de pedófilos demócratas y celebridades están usando rituales satánicos para aumentar su esperanza de vida y gobernar el mundo) es solo una señal segura de que los republicanos se están desmoronando, pero el odio y la violencia de los fanáticos de MAGA es aún más revelador.

Los trompetistas se han convencido a sí mismos de que su presidente es lo único que se interpone entre Estados Unidos y la destrucción total y esta cosmovisión trastornada los está impulsando a justificar acciones cada vez más atroces. Lo escuchan cuando afirma que los principales medios de comunicación son el “enemigo del pueblo” y se niegan a creer en fuentes confiables, eligiendo en cambio creer cualquier mentira que Trump decida arrojarles. Esto, a su vez, a menudo los vuelve increíblemente combativos cuando se enfrentan a miembros de la prensa.

Una nueva historia de Duluth, Minnesota, ilustra cuán peligrosos se han vuelto los partidarios de Trump. WCCO-TV informa que su fotoperiodista Dymanh Chhou estaba informando fuera de una manifestación de Trump que pronto comenzaría, grabando un video, cuando un partidario de Trump lo atacó.

¿Quieren estar en paz? ¡Sé Pacífico! ¿Quieres ser violento? ¡Ven a mi!” dijo el hombre antes de golpear la cámara de Chhoun fuera de sus manos. Afortunadamente, Chhoun resultó físicamente ileso. Se identificó como un miembro de la prensa y el atacante y sus compatriotas finalmente retrocedieron. La red denunció el incidente a la policía para su investigación.

Si bien, afortunadamente, este encuentro no terminó en daños corporales, es un recordatorio aleccionador de que muchos partidarios de Trump están ansiosos por una excusa para promulgar la violencia.

Vea a lo seguro si te encuentras rodeado de ellos y recuerda que muchas de estas personas no están atadas a la realidad que el resto de nosotros compartimos. Pueden ser realmente peligrosos. No te dejes provocar y se pridente, pero tampoco les muestres miedo, pues eso los envalentona y los hace avanzar. Mantengamos la calma y la paz, pero haciéndoles saber que a los latinos no nos intimidan ni con sus gritos ni con sus armas. Tenemos tres armas mucho más poderosas: el VOTO, la VERDAD y la RAZÓN.

.

.