A medida que los disturbios y las protestas continúan en todo el país por el asesinato de George Floyd por el oficial de policía de Minneapolis, Derek Chauvin, la respuesta de la derecha ha sido bastante predecible.

Hay quienes aceptan de mala gana que el tratamiento de George Floyd fue espantoso, pero que con condescendencia comparten fotografías de las marchas de Martin Luther King Jr. y dicen cosas como ESTO ES UNA PROTESTA como si no hubieran aplaudido su asesinato, y luego están aquellos que abiertamente fantasean con reprimir violentamente las protestas y matar aún más hombres negros.

Una figura prominente que cae en el último campo es el senador Tom Cotton (R-AR), quien provocó burlas en las redes sociales después de llamar a la 101a División Aerotransportada a desplegarse para tratar con estos “terroristas antifa” que el presidente y su equipo tienen decidido que son los responsables del vandalismo y el saqueo.

Tom Cotton: La anarquía, los disturbios y el saqueo deben terminar esta noche.

Si la policía local está abrumada y necesita respaldo, veamos cuán duros son estos terroristas de Antifa cuando se enfrenten a la 101a División Aerotransportada.

Necesitamos tener tolerancia cero para esta destrucción.

.

.

Como era de esperar, el propio presidente Trump respaldó esta terrible idea esta tarde, poco después de culpar a los gobernadores estatales de “debilidad” y exigir que tomen medidas más duras para acabar con las protestas.

Donald J. Trump: 100% correcto. Gracias Tom!

.

.

Para nada democrático y autoritario en su esencia, no sorprende que Trump se una al sociópata Cotton para fantasear con que el ejército de los Estados Unidos masacre a los manifestantes negros en masa.

En lugar de intentar la difícil tarea de liderar este país y reunir a su gente después de un horrible asesinato policial, Trump se ha rendido por completo y se contenta con dejar que Roma arda mientras se esconde en el búnker nuclear de la Casa Blanca, seguro de que si simplemente tuitea con bastante enojo los vehículos de violencia estatal restablecerán el orden.

Después de pasar toda su carrera en bienes raíces y entretenimiento intimidando y comprando a sus enemigos, y a sus víctimas de agresión sexual, para someterlos, Trump ha tenido mucho menos éxito tratando de obligar a los medios de comunicación y a la gente de este país a hacer lo que quiere.

Su comportamiento durante un año acosado por la crisis ha dejado inequívocamente claro a todos que no está apto ni interesado en el trabajo para el que ha sido elegido, y está a punto de descubrir por las malas que la policía no va a ser capaz de salvarlo de una humillante derrota este noviembre.