Después de cada elección, la mayoría de nuestra nación vuelve a quedar completamente desconcertada ante el abigarrado grupo de fraudes y tonterías de los pervertidos y psicópatas que los votantes republicanos eligen para representarlos en los cargos más altos de nuestra nación.

El contingente de este año incluye a un devoto de la conspiración de la red de pedófilos QAnon, un hombre que murió a causa de COVID hace un mes, un hombre cuyos propios hijos le han rogado al presidente del estado que no lo aceptara porque abusó de ellos, y un ex entrenador de fútbol que aparentemente no está familiarizado con la educación cívica básica.

En una nueva entrevista, el recién elegido senador de Alabama, Tommy Tuberville, reveló que cree que las tres ramas del gobierno son “la Cámara, el Senado y el Ejecutivo“.

Ian Sams: Tommy Tuberville, quien está a punto de prestar juramento como senador de los Estados Unidos, cree que las tres ramas del gobierno son “la Cámara, el Senado y el ejecutivo”.

.

.

En realidad, son los poderes ejecutivo, judicial y legislativo, como todo alumno de quinto grado debería saber.

Esta no es la primera vez que Tuberville se revela como alguien más que un poco ignorante. En su discurso de la semana pasada, se jactó de cómo su padre había estado “liberando a París del socialismo y el comunismo”, en la Segunda Guerra Mundial, cuando de hecho había estado liberando a París de los fascistas nazis y anteriormente había luchado para articular lo que hoy es la Ley de Derechos Electorales.

Tuberville ganó su escaño después de desplazar fácilmente al senador Doug Jones, quien apenas llegó al cargo en las elecciones especiales del 2018 porque su oponente, el juez Roy Moore, había sido acusado de manera creíble de abusar sexualmente de varias mujeres cuando eran adolescentes.

Pero es un verdadero puñetazo en el rostro ver a un hombre como Doug Jones, que fue fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Norte de Alabama y procesó a terroristas del Ku Klux Klan en el caso del atentado con bomba a la Iglesia Bautista de la Calle 16, perder ante un tonto como Tommy Tuberville, que ni siquiera fue bueno como entrenador de fútbol.

Ahora debemos dirigir todos nuestros esfuerzos para asegurarnos de que Jon Ossof y el reverendo Raphael Warnock ganen sus elecciones de segunda vuelta en Georgia, o nos encontraremos languideciendo por otros dos años mientras Mitch McConnell y sus radicales obstruccionistas nos impiden entregar algo del alivio que el pueblo estadounidense necesita desesperadamente.

 .

NOTA DE LA REDACCIÓN: Se avecinan tiempos difíciles, donde es prioridad mantenerse informados. Mientras otras publicaciones han comenzado a cobrar o piden donaciones, nosotros lo único que humildemente te pedimos es que vayas a nuestra página de Facebook y nos regales un LIKE. Muy agradecidos de que nos puedas apoyar en eso. Gracias. CLICK AQUÍ

.