Las estadísticas son hechos, no fantasías. reflejan una realidad acerca de un fenómenos, hecho o proceso que pasó o está pasando. Te guste o no es como es. Trump no acaba de entender esto, pues vive en un mundo paralelo, creado sólo para satisfacer las necesidades de su familia y sus amigos ultra ricos. Si no lo crees échale un vistazo a este breve relato.

Donald Trump no es la persona que se abstiene de guardar rencor. Y demostrarlo en cada oportunidad que tiene.

El presidente puede haberse ya recuperado de sus fantasías reales de su visita a Gran Bretaña hace una semana, pero aún no ha olvidado su enemistad con el alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien detesta a Trump, – un hombre al que ha llamado “uno de los ejemplos más notorios de una creciente amenaza global ”- tanto como al presidente no le gusta el alcalde musulmán.

.

.

El presidente Trump encontró una nueva razón para atacar a Khan hoy después de que las noticias de tres asesinatos ocurridos en 24 horas en Londres comenzaran a circular. Como de costumbre, Trump se dirigió a Twitter, citando a una notoria supremacista blanco y culpó al alcalde Khan por la violencia.

Donald J. Trump: “LONDRES necesita un nuevo alcalde CUANTO ANTES. Khan es un desastre, ¡solo empeorará!

Katie Hopkins: “20 horas en la Ciudad del Apuñalamiento. ACTUALIZACIÓN

2 apuñalados hasta la muerte
1 muerto a tiros
Tres apuñalados, pero no muertos.

Wandsworth y Tower Hamlets

Este es un Londonista de Khan.
.


.

Trump no solo está atacando a alguien sobre la base de una circunstancia dudosa e informada por otro twitero, sino que también aprovechó la oportunidad para elevar a Katie Hopkins, cuyo racismo vil la ha relegado a las franjas oscuras del discurso británico. Hopkins ha dicho que “el perfil racial es algo bueno, llámame racista. No me importa “, y trabaja con “Defender Europa“, un grupo apoyado por David Duke y los neonazis, que obstruye los esfuerzos de “búsqueda y rescate” para salvar a los migrantes y refugiados traficados.

Esto es lo que el presidente ha elegido como una muestra de su grandeza tras los trágicos asesinatos en el extranjero.

La audacia de Trump al atacar al alcalde por las estadísticas de crímenes violentos cuando la tasa de homicidios en todo el Reino Unido es igual a la de Pennsylvania, demuestra que la realidad y los hechos importan poco a nuestro presidente vengativo cuando intenta infligir daño político.

Incluso comparando las tasas de homicidios de Londres con la ciudad de Nueva York, la ciudad natal de Trump, durante el último año completo de estadísticas disponibles, se muestra que Londres con 116 asesinatos en el 2017 tuvo menos de la mitad del total anual de Nueva York de 290 en ese año.

Tal vez lo más revelador fue que en el 2017, hubo 726 homicidios en Inglaterra y Gales combinados, muy por debajo de las más de 30,000 muertes anuales de armas en los Estados Unidos, gracias a las leyes de armas inexistentes apoyadas por este presidente y su partido.

Sin embargo, un sólo tweet atacando al alcalde Khan no fue suficiente para el presidente. Horas después de su publicación inicial, Trump volvió a enviar un mensaje de Twitter sobre el de una mujer que trabaja para la máquina de propaganda de derecha de Tucker Carlson, The Daily Caller, y culpa a Khan por su falta de deseo de visitar Londres, acusando al alcalde de destruir Londres.

Donald J. Trump: “¡Él es una desgracia nacional que está destruyendo la ciudad de Londres!

Jessica Fletcher: “En respuesta a Donald Trump. Khan es la razón por la que no tengo ganas de visitar Londres pronto.
.


.

Al momento de escribir este artículo, Sadiq Khan aún no había respondido a la última emisión de odio del presidente Trump, pero tal vez eso se deba simplemente a la diferencia horaria entre los Estados Unidos y Gran Bretaña. De lo contrario, podemos esperar que la disputa continúe en breve mientras Trump se prepara para sentir la ira de Khan en los medios de comunicación.

Basta con decir que Khan tiene muchas opciones para elegir, si lo que busca maneras de exponer la hipocresía de Trump. Hubo disparos ayer en un Costco de California, o podría mencionarle la serie de disparos masivos y crímenes de odio que se han producido en el último año a lo largo y ancho de todo Estados Unidos.

De cualquier manera, el presidente Trump haría bien en resolver los problemas de su propio país con la violencia extremista nacionalista blanca antes de criticar los problemas en la capital de una nación extranjera.