Este video de la BBC muestra una de las facetas más tristes del momento actual en los Estados Unidos: la irresponsabilidad en el enfretamiento a la pandemia de COVID-19 por parte de la actual administración y la escasa ayuda que el gobierno ha brindado a sus ciudadanos (un sólo cheque de alivio de $1,200 dólares en los más de 6 meses de impacto del virus), han provocado una desesperante situación donde más de 25 millones están sin empleo, miles han perdido sus negocios y más de 30 millones de personas están en riesgo de perder sus casas, por no poder pagar las hipotecas o la renta.

La otra dura verdad de estos tiempos es la enorme cantidad de estadounidenses haciendo fila para poder obtener alimentos en los bancos de comida o en las iglesias y otras entidades de beneficiencia.

Donald Trump y su gabinete, enfrascados en conservar el poder a toda costa y a todo costo, no tienen un programa detallado, coherente, práctico y realizable para enfrentar esta situación y parece que están decididos a dejarle la “papa caliente” a la siguiente administración, si es que Biden gana las elecciones, o dejar que los estadounidenses se las arreglen como puedan si ellos se quedaran en la Casa Blanca.

.

.

Afortunadamente, la votación masiva a favor de Biden, parece indicar que a partir del 20 de enero del próximo año tendremos nuevos inquilinos en la Casa Blanca y una nueva forma de ver y enfrentar las cosas.

No les será fácil, pero al menos pensamos que se preocuparán y se ocuparán.