El presidente Trump comenzó su viernes por la mañana con un infantil e insultante ataque de Twitter contra el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (D-NY).

Parece que el senador Schumer había estado en la televisión la noche anterior y se quejó de la falta de pruebas de COVID-19 que aún se realizan limitadamente en los Estados Unidos, lo que el presidente luego observó durante sus “sesiones informativas matutinas” y eso fue que le provocó el estallido.

Trump afirmó que Schumer había estado usando un “falso tema de conversación“, lo acusó de mentir y luego pareció instar a su colega, la  representante neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez a realizar una campaña principal para el asiento de Schumer.

Donald J. Trump: “El Llorón de Chuck Schumer estaba en un programa nocturno usando un falso tema de conversación una y otra vez. “No tenemos suficientes pruebas”, repitió, cuando sabe que hemos hecho un gran trabajo en las Pruebas, al igual que en Ventiladores y todo lo demás. Él mintió. Postúlate contra él AOC!

.

.

No terminando allí, Trump redobló y declaró que Schumer “le ha aportado poco” al estado de Nueva York y lo rechazó como un “perdedor totalmente sobrevalorado” que solo dio “sal” y que el gobernador Cuomo “no lo puede soportar“.

Donald J. Trump: “El Llorón Chuck Schumer, en comparación con lo que otros senadores han traído a sus estados, ha traído muy poco a Nueva York. Un perdedor totalmente sobrevalorado, lo único que les ha dado es SAL. Ni siquiera me llamó para detenerlo. No es de extrañar que Cuomo y la mayoría de los demás no lo soporten. AOC!

.

.

El presidente Trump ha pasado la mayor parte de la semana intentando convencer a la nación de que nuestro programa de pruebas COVID-19 es adecuado y superior a los de otras naciones, todo gracias a Donald Trump, cuando en realidad está lejos de ser adecuado e inferior a los de otras naciones, todo gracias a Donald Trump. Italia, España y Alemanis han sobrepasado las 30,000 pruebas por millón de habitantes y Rusia ya pasó de 25,000, mientras nosotros recién apenas llegamos a las 20,000. Las cifras hablan, baby, así que puedes hacer todas las rabietas que quieras, y ojalá te dañe el hígado.

Justo esta mañana, los médicos de Capitol Hill anunciaron que no tienen la capacidad de evaluar a los 100 senadores de los Estados Unidos antes del regreso de los legisladores al trabajo el lunes. Si ni siquiera podemos evaluar a todos los miembros del máximo órgano legislativo de nuestra nación, ¡claramente  no  tenemos suficientes pruebas!

Está claro que los ominosos datos de encuestas y las sombrías proyecciones económicas están afectando mucho al presidente mientras lidia con la posibilidad de perder las elecciones de noviembre, y está respondiendo a ellas de la única manera que sabe: mentiras, insultos y bravadas vacías.

Este parece haber sido el espectáculo nocturno que tanto ofendió a la indigna Bestia:

Chuck Schumer: “Le dije a @StephenAtHome que ahora no es el momento de ir a lamer los llavínes de las puertas”.

.

.